Publicidad
Banco Popular

Suspenden del ejercicio de la abogacía al jurista Carlos de la Rosa

Antecedentes

El pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) ha suspendido por tres años del exequatur y del ejercicio de la abogacía al jurista Carlos de la Rosa, debido a faltas graves en el ejercicio del derecho. Esta decisión se basa en la sentencia 1277/2018, emitida el 13 de junio de 2018, luego de que De la Rosa apelara la decisión 010-2015 del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), que lo suspendía por cinco años.

Altice

Hechos

Carlos de la Rosa es el abogado de Ismaurys Mercedes Reyes, la tía-abuela del niño conocido como el caso de “Pobre niño rico” y otros. La condena se originó a raíz de una denuncia presentada por el abogado Carlos De Pérez, quien acusó a De la Rosa de intentar despojarlo de un proceso en curso y de pretender cobrar honorarios indebidos en un caso iniciado en octubre de 2013.

Más:  Salud Pública aplicará segunda dosis de vacuna COVID-19 en INTEC

Violación al Código de Ética

La sentencia del CARD estableció que De la Rosa violó los límites de la buena fe, la moral, las buenas costumbres, las leyes y la Constitución. Su comportamiento fue considerado como una falta grave que afecta su derecho a ejercer la abogacía, al no actuar con honradez, veracidad y lealtad. La sanción impuesta se basa en la violación de los artículos 66, 68, 69 y 70 del Código de Ética del Profesional del Derecho.

Más:  Nani Marrero hace historia con récord de 13-0 y conquista la copa Banreservas en el Torneo Baloncesto Intermedio de Santiago

Conclusión

El tribunal de alzada determinó que la conducta de De la Rosa constituye una negligencia inaceptable en el ejercicio de la abogacía, confirmando las faltas que se le imputan y justificando la sanción impuesta. Esta decisión busca preservar la integridad y la ética en el ejercicio de la profesión legal.

Share.
Avatar photo

El Jacaguero es una fuente de noticias en línea que se especializa en brindar a sus lectores las últimas novedades sobre la República Dominicana.

Comments are closed.