Ser detenido borracho en NYC podría costar 10 mil dólares

Redaccion
Mundo
chofer borracho en NYC podria costar 10 mil dolares

Ser detenido borracho o bebiendo alcohol manejando en esta ciudad podría costarle al conductor unos 10 mil dólares si no hay víctimas, aparte de incontables otros gastos y pérdida de tiempo acudiendo a la Corte y al Departamento de Motor y Vehículo (DMV), así como la incautación del vehículo.

Si bebes o tomas alguna sustancia ilegal y conduces, arriesgas su vida y la de otros, indican las autoridades.

Cada infractor por conducir bajos los efectos de alcohol o sustancias prohibidas tendrá que comprar un seguro de automóvil del grupo de riesgo. Las primas por este grupo suelen ser 3 veces mayores que las de otros conductores.

Esto es basado en que la infracción sea libre de accidente, porque si hubo un accidente de tráfico, hay más costos: no solo por otras leyes que se hayan violado, también por los daños al vehículo, otras propiedades y, en el peor de los casos, a personas.

En un reciente estudio, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ (NHTSA), agencia que forma parte del Departamento de Transporte y su misión es «Salvar vidas, prevenir heridas y reducir los accidentes de vehículos», encontró que el 16% de los conductores nocturnos de fin de semana (aproximadamente uno de cada seis) dan positivo por drogas ilícitas.

Más:  Juez NJ falla a favor Alex Méndez continúe como candidato alcaldía Paterson

Para este mes de diciembre, por ser el de más consumo de bebidas alcohólicas, la policía neoyorkina redobla en las diferentes vías y condados los chequeos rutinarios contra conductores.

Los oficiales estarán enfocados en vigilar a los choferes para detenerlos y hacerles pruebas de sobriedad, para que no se ponga a nadie en peligro en las carreteras.

Los agentes también buscarán a menores de edad que consuman alcohol, que conduzcan a exceso de velocidad y a cualquier persona que envíe mensajes de texto y esté conduciendo.

Las estadísticas indican que los conductores ebrios causan más de 17,000 muertes al año en Estados Unidos, equivalente a 310 funerales por semana o una muerte cada 30 minutos.

En un estudio reciente, la NHTSA encontró que el 16% de los conductores nocturnos de fin de semana (aproximadamente uno de cada seis) dieron positivo por drogas ilícitas.

En el estado de Nueva York, un poco más del 30% de los accidentes fatales están relacionados con el alcohol. También hay una lesión cada 2 minutos asociada con la conducción en estado de ebriedad.

Por Ramón Mercedes