Errores de técnicos de la JCE causaron falla del voto automatizado, según informe OEA

Los peritos de la Organización de Estados Americanos (OEA) que auditaron el sistema de voto automatizado de la Junta Central Electoral (JCE), determinaron los problemas que provocaron la suspensión de las elecciones se debieron al mal diseño del software y a la mala gestión del área informática del organismo electoral, y no a ataques externos, sabotaje o intento de fraude.

Las conclusiones se derivan del informe final de la auditoría solicitada el pasado 21 de febrero por la JCE a la OEA, para que disponga de un grupo de expertos a los fines de que investigue el sistema de voto automatizado implementado en las suspendidas elecciones municipales del 16 de febrero.

“Del trabajo desarrollado por el equipo técnico que realizó la auditoría se concluye que lo sucedido con la implementación del sistema de votación automatizado fue producto de la mala gestión del área informática de la JCE. El mal diseño del software, sumado a no haber contado con herramientas para detectar o prevenir la falla y no haber podido mitigarla a tiempo, reflejan también la ausencia de protocolos y la falta de aplicación de buenas prácticas”, señala el informe.

Resalta que el “equipo auditor no encontró evidencia de ataques externos, sabotaje o intento de fraude. Dadas las circunstancias la mañana de la elección, era imposible continuar con la jornada por lo que la suspensión decidida por parte del pleno de la JCE fue correcta”.

Señala que el software implementado en el proceso por la JCE no tenía mecanismos de control de integridad de la oferta electoral y, por lo tanto, era incapaz de detectar cualquier tipo de problema que se pudiera haber presentado en el proceso de descarga de las boletas electrónicas.

“Sumado a lo anterior, la inexistencia de procedimientos formales de prueba del software, impidió que se detectase el defecto durante la fase de “testing” (pruebas)” puntualizó.

Indicó que el equipo de auditoría pudo comprobar la inexistencia de requerimientos formales en el diseño del software lo que facilitó, en consecuencia, este error en el desarrollo del mismo (no controlar la integridad de la oferta electoral). Por tal motivo, se generó un defecto de software, cuya falla se materializó durante la personalización de las urnas.

Informática JCE. El informe de la OEA establece que la Dirección de Informática de la JCE utilizó mecanismos de transferencia de la información que no estaban en contemplado ni fueron evaluados previamente, al momento en que se dio cuenta de que el problema con la descarga de los candidatos en cada máquina llevarían más tiempo de lo previsto y no finalizarían antes de la fecha prevista para el despliegue de las máquinas a los recintos electorales.

“Al uso de la red LAN para viabilizar la personalización de las máquinas, se sumaron módems 3g y 4g que operaban con dos empresas de telecomunicaciones diferentes. Estas herramientas tecnológicas no contaron con un soporte especial por parte de las empresas proveedoras del servicio (debido a que no fue requerido por parte de la JCE). Al intentar descargar archivos de gran tamaño4 se interrumpió la descarga, quedando la oferta incompleta. En un importante número de urnas no se mostraban todos los candidatos”, precisa.

“Las razones por las que no se detectaron las fallas de manera oportuna se pueden circunscribir a: 1) un software mal diseñado, 2) la falta de testing en las diferentes etapas del proceso y 3) la ausencia de un protocolo de control de calidad. Es decir, no contaban con las herramientas necesarias para identificar y remediar los problemas previo a la distribución de las urnas, por lo que aquellas máquinas con ofertas incompletas llegaron así a los recintos electorales”, agrega.

La OEA citó que la falla fue identificada el día sábado previo a la elección y la JCE buscó mitigarla, sin embargo, tras ensayar dos métodos de mitigación, el día domingo los técnicos intentaron una re-personalización masiva y tuvieron problemas al momento de hacerlo.

“En algunas ocasiones no sólo no se logró solucionar, sino que al buscar re-personalizar las máquinas en ciertos colegios electorales se descargó la información perteneciente a otro colegio, lo que creó desconcierto entre los técnicos y autoridades en los recintos electorales”.

¿Que opinas sobre esto?