El PLD y JCE clasificados como organizaciones criminales bajo el estatuto federal RICO en justicia de Estados Unidos

Redaccion
Mundo
Yomare Polanco

El doctor Yomare Polanco entrevistado en Revista 110 revela que el PLD y la JCE son clasificados como organizaciones criminales bajo el estatuto federal RICO. (Fuente externa).

What’s your Reaction?
0
0
0
0
0
0

El PLD y la anterior Junta Central Electoral (JCE) que presidía el doctor Julio César Castaños Guzmán, son entidades clasificadas como organizaciones criminales mafiosas según establece el estatuto judicial RICO que se aplica a delitos de crimen organizado y cuello blanco en la justicia de Estados Unidos.

El estatuto, cuyas siglas resumen (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act) Statute – Implications for Organized Labor (Ley contra organizaciones corruptas e influenciadas por mafiosos) – Implicaciones para el trabajo criminal organizado que permite enjuiciar a los sospechosos de actos de corrupción cometidos en territorio norteamericano, como es el caso de las elecciones dominicanas en el exterior 2020. usado por los fiscales federales para desmantelar las organizaciones de la mafia que predominaban en las décadas de los 80 y 90, se basa en el modus operandi de los líderes de esos grupos que fue el mismo esquema utilizado por la JCE y la dirigencia del PLD para cometer los desfalcos millonarios y el caos electoral en  las elecciones del exterior 2020, principalmente en la circunscripción #1 de Estados Unidos.

El estatuto en base al cual se enjuiciaron exitosamente en cortes federales a célebres líderes de familias mafiosas, como Jhon Gotti, Michael Mancuso, Andrew Russo, Domenico Cefalú, Frank Cali), Liborio Bellomo  y Michael de Santis, entre muchos otros quienes dirigían a las familias Bonanno, Colombo, Gambino, Genovese  y Lucchese, cuyos tentáculos se extendían a Nueva Jersey, Boston y otras ciudades.

RICO está siendo utilizado también por los abogados del doctor Yomare Polanco, Timothy M. Kolman y Albert Robles, especialistas en derechos civiles y constitucionales porque aplica a los responsables del zarpazo que se dio contra la democracia dominicana.

Ambos juristas, explicaron el uso de RICO en la demanda federal en la corte del distrito Este de Pensilvania que busca restituir los derechos civiles de los electores dominicanos que fueron saboteados al imponer fraudulentamente a una candidata sin que se contaran miles de votos observados y nulos que definían la diferencia con una victoria para Polanco.

En una entrevista este miércoles 5 de octubre 2922 en Revista 110, Polanco reveló por primera vez que sospechó de una conspiración contra su candidatura sin imaginarse que era tan grave.

“Sencillamente, en Estados Unidos, los partidos políticos dominicanos, no necesariamente los dirigentes políticos, han estado funcionando como organizaciones criminales”, sostuvo Polanco, candidato a diputado de ultramar del PLD en 2020.

“Este fue el caso del PLD durante esas elecciones. Las investigaciones demuestran que mi propio partido, el PLD, fue que mandó a quemar los votos”, afirmó añadiendo que esa aberración no puede tener lugar en este mundo.

“Fue por mí, el problema era yo, no querían que fuera el diputado del PLD en ultramar, todo el tiempo me estuvieron engañando”, expresó Polanco.

Expuso que desde 2010, los peledeístas comenzaron a beneficiarse de sus aportes económicos que proveía al partido además de su personal y su tiempo.

“El candidato nuestro se fue a la porra pero a mí, me mandaron a la porra”, reveló en referencia a la derrota de Gonzalo Castillo como candidato presidencial peledeísta, quien también está siendo demandado.

“Yo sigo siendo el número 1 más aceptado  allá en  Estados Unidos y si hay una elección ahora mismo, los rompo a toditos”, explicó Polanco.

Señaló que su liderazgo tiene base en las comunidades y no en los partidos.  “Pero lo grave de esto, es que un partido como el PLD que ha pasado por todo tipo de cursillos, que la ha dicho al país que es el partido de la vanguardia dominicana, tiene una asociación de malhechores, mafiosos, gánsteres, trabajando allá (Estados Unidos), ¿al servicio de quién?”.

Indicó que lo que hicieron con él, es un ejemplo de conspiración mafiosa y de  gánsteres.

Reiteró que tuvo que someter el caso en una corte americana porque en la República Dominicana no han querido hacer nada.

“El PLD en Estados Unidos va a tener que defenderse como mafia, como una asociación de gánsteres, al igual que la JCE porque ambos se asociaron para quemar los votos, y la junta lo aceptó”, añadió Polanco.

Reiteró que uno de los principales responsables fue Gilberto Cruz Herasme quien era el director del voto en el exterior y que los políticos dominicanos en Estados Unidos, quieren trabajar fuera de la ley.

Dijo que entre los cargos que serían  ratificados por la corte figuran lavado de dinero, obstrucción de la justicia, extorsión, manejo de millares de dólares sin tener los récords de pago de impuestos y a veces sin estar registrado debidamente con el Gobierno federal y hasta sin tener cuenta bancaria.

Dijo que a los conspiradores se les olvidó que están bajo las leyes norteamericanas y no amparados en  la inmunidad que se acostumbra en la República Dominicana.

“Este caso es por la dignidad y la democracia de los dominicanos y no para quitarles el derecho a votar en  el exterior como lo están haciendo la JCE, el TSE, la PEPCA y el MP para que la justicia prevalezca”, agregó.

Adelantó que ganará el caso y que se le  tendrá que restituir los gastos económicos del proceso, después de recibir cuantiosos aportes de manos de Polanco entre 2010 y 2020.

“Estoy luchando por la democracia de nuestro país,  que le da la oportunidad al pueblo o a la gran mayoría de gobernar a través de una elecciones. A nosotros, no solamente nos troncharon el camino a servir sino que pisotearon, se burlaron y denigraron a todo un  país, la constitución y la democracia en tierras extranjeras como es Estados Unidos que nos da el privilegio de celebrar elecciones allá”, sostuvo añadiendo que quiere que se celebren los comicios 2024 pero deben suspenderse las actividades proselitistas y promoción hasta que se reorganice y se regule el proceso electoral en ultramar.

Mostró pena porque la nueva JCE heredó el caos de sus antecesores, pidiendo a que el tribunal de elecciones asuma una posición  fuerte y responsable para no permitir que la mafia y el caos vuelvan a apoderarse de las elecciones en el exterior.

Por Miguel Cruz Tejada

What’s your Reaction?
0
0
0
0
0
0