El FBI arresta un dominicano por fabricar armas fantasmas en Providence que traficaba a RD

Redaccion
Mundo
Robert Alcantara fabricaba armas nyc

El dominicano Robert Alcántara acusado por el FBI de tener una fábrica de armas fantasmas en su casa de Rhode Island. (Fuente externa).

El dominicano Robert Alcántara de 34 años fue arrestado y acusado el jueves último de mantener una fábrica de armas fantasmas (sin numeración serial) en su casa de Providence en Rhode Island que traficaba también a la República Dominicana, asegurando que su madre era la encargada de transportar las pistolas, rifles y otros artefactos a su país natal.

Alcántara, quien mantenía un canal en youtube promoviendo su negocio ilícito y dando explicaciones de cómo ensamblaba las armas, disparándolas, fue detenido en Manhattan durante una parada de tránsito en la que la policía encontró numerosas armas y la investigación llevó a las autoridades a la casa del dominicano y a las redes donde las exponía.

El fiscal federal del distrito Sur en Manhattan Damian Williams dijo en un comunicado que Alcántara mantenía un negocio letal. También fue procesado en la corte federal de Rhode Island.

Los federales lo detuvieron después que compró materiales de ensamblaje para las armas en una feria de armas en Morgantown, Pensilvania, donde invirtió más de $16 mil dólares.

En su vehículo, el FBI halló 46 dispositivos de nivel superior y 45 de nivel inferior.

Los investigadores dicen que Alcántara mintió en el interrogatorio acerca de sus viajes a la República Dominicana, donde se retrató exhibiendo pistolas Glock y miles de dólares en la plataforma de un banco que tenía en una maleta y después subió la imagen a las redes.

Los fiscales sostienen que como parte de las evidencias irrefutables, tienen el video y las fotos de Alcántara mostrando las armas, además de los mensajes de texto que enviaba a potenciales clientes.

“Todo funciona. Sin problema. Muy bonito”, se le oye decir  a Alcántara en sus videos hablando en inglés y español, y en uno de los visuales aparece disparando una de las pistolas Glock 9 mm.

“ALCANTARA´s  Ghost Arms Home Factory”  (Factoría Casera de Armas ALCANTARA”, tituló en otro espacio de youtube.

Según la fiscalía, vendió más de 100 armas el 20 de noviembre 2021, compró los componentes de las armas de fuego por más en la feria.

Los agentes del FBI lo arrestaron conduciendo en El Bronx horas más tarde con un cómplice.

En un video de 2019 citado en la denuncia, muestra una Glock casera de 9 mm, la carga con un cargador extendido y luego abre fuego.

Las imágenes extraídas del teléfono de Alcántara muestran que tenía un cartel que con el expresidente Donald Trump como un boxeador de peso pesado sobre un banco de trabajo desordenado con una taladradora hidráulica, un tornillo de banco y otras herramientas utilizadas para fabricar las armas, dijeron los fiscales.

Más:  Elon Musk dice que no se pondrá la vacuna

En una foto, se mostraban cinco pistolas fantasmas en un tapete con instrucciones de fabricación.

Otras imágenes exponían varios rifles y pistolas de bricolaje empaquetados para su envío o venta, según los federales.

Alcántara está acusado de conspiración para traficar armas de fuego y mentir a los federales luego de su arresto.

“Las armas fantasmas imposibles de rastrear representan una seria amenaza para la seguridad pública”, dijo el fiscal Williams en el comunicado.

“Como se alega, el acusado acordó con otros comprar las piezas de estas armas de fuego, ensamblarlas en su casa y luego vender más de 100 de ellas ilegalmente”, añade el expediente.

Las pistolas fantasmas se han convertido en una preocupación creciente para las fuerzas del orden porque se fabrican sin ningún número de serie.

Se ensamblan con piezas de armas, que se pueden comprar sin verificación de antecedentes.

Las pistolas fantasmas se han vuelto cada vez más populares entre los delincuentes de grandes ciudades de Estados Unidos como Nueva York y muchos adolescentes y menores han perpetrado atracos y asesinatos con ellas.

Un estudiante adolescente de Brooklyn fue arrestado en su escuela secundaria con una de las armas fantasmas y $30,000 dólares en efectivo.

Para fabricar y transportar 15 pistolas Glocks, Alcántara cobraba $9,624 con “impuestos” incluidos.

Alcantara trabajaba con cinco cómplices a fines de 2019, acusan los federales.

Según los mensajes en su aplicación Signal, gastaba miles de dólares en piezas de armas cada mes. Los textos muestran que entregó balas a Filadelfia en septiembre y compró municiones por valor de $ 32,000 en noviembre, según una denuncia.

En una serie de mensajes de texto en julio 2021, Alcántara le dijo a un cómplice que podría hacer que su madre llevara armas de fuego con ella en un viaje de Estados Unidos a República Dominicana.

“Mi madre viene mañana. En caso de que quisiera enviar algo”, decía el mensaje, que estaba escrito en español.

En otro texto, escribió que las armas estaban listas para exportarlas a República Dominicana.

Se ordenó la detención de Alcantara después de una aparición en Rhode Island.

Enfrenta hasta 10 años de prisión si es declarado culpable.

Por Miguel Cruz Tejada