Y si tengo los síntomas del coronavirus, ¿qué hago?

¿Qué tengo que hacer si tengo síntomas de coronavirus? EFE

Mónica De Haro

Yahoo Vida y Estilo

El brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) ha dado pie a todo de tipo de falsos rumores que se extienden por las redes sociales incrementando el nerviosismo colectivo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) desmiente los rumores y aclara las dudas más frecuentes

El índice de mortalidad es de momento inferior al de la gripe (se ha confirmado una severidad del 0, 7 y el 2 por ciento de los contagiados) y, aunque la epidemia no para de extenderse por numerosos países, no hay que tener tantos motivos para alarmarse.

No obstante, la preocupación y las dudas entorno a las medidas preventivas y los protocolos de actuación en torno al coronavirus son constantes y protagonizan la conversación en redes. Por eso hemos recopilado las preguntas más frecuentes y les hemos dado respuesta de la mano de los expertos. Aquí las tienes:

1 – ¿Qué tengo que hacer si tengo síntomas de coronavirus?
Si el paciente presenta sintomatología compatible con infección respiratoria aguda como fiebre, tos o dificultad respiratoria de inicio súbito, lo primero que debe hacer el paciente es llamar al 112 e informar de los antecedentes del viaje y los síntomas que presente. Además, Sanidad recomienda los siguientes pasos:

Evitar el contacto con otras personas y colocarse una mascarilla si no se puede evitar ese contacto.

Mantener una buena higiene de manos e higiene respiratoria: taparse la boca y nariz al toser o estornudar con pañuelos desechables o con la parte interior del codo o de la manga de la camisa.

Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos y después del contacto con secreciones respiratorias.

Usar un desinfectante para manos a base de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.

Evitar en lo posible el contacto de las manos con los ojos, la nariz y la boca.

2- Cómo sé si tengo coronavirus, ¿qué síntomas suele presentar?

“El síndrome clínico es compatible con un cuadro gripal incluso de resfriado, explica el Dr. Ángel Asensio, de Medicina Preventiva del Hospital Puerta de Hierro, lo que hace que la identificación de los casos sea extremadamente difícil si no tenemos un vínculo epidemiológico”.

Los síntomas más comunes que incluyen fiebre, tos y sensación de falta de aire, “son muy parecidos a los de un cuadro gripal, pero sin los dolores osteomusculares”, resume el doctor Javier Arranz, portavoz del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc).

En algunos casos también puede haber molestias digestivas como diarrea y dolor abdominal. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Aunque estos casos generalmente suelen afectar a personas ancianas o que padecen alguna otra enfermedad como por ejemplo, del corazón, del pulmón o problemas de inmunidad.

3.- Cuál es el periodo de incubación del coronavirus

El período de incubación de COVID-19 (es decir, el tiempo entre la exposición al virus y la aparición de los síntomas) se estima actualmente entre 2 y 14 días. En esta etapa, sabemos que el virus puede transmitirse cuando los infectados muestran síntomas similares a la gripe. Sin embargo, todavía hay incertidumbres sobre si los casos leves o asintomáticos pueden transmitir el virus.

Además, un estudio llevado a cabo por 37 investigadores de hospitales y universidades de China y coordinado por el famoso epidemiólogo Zhong Nanshan,que identificó el virus del SARS en 2003, concluyó que puede llegar a ser de hasta 24 días.

A la espera de una vacuna para tratar el coronavirus se administran antivirales, dosis altas de esteroides para reducir la inflamación pulmonar y un soporte respiratorio con oxígeno; en ocasiones puede precisar antibióticos, pero solo en caso de que existan infecciones bacterianas sobrevenidas, es decir, sobreinfección. (Foto: Getty)
En España el periodo de incubación se mantiene en 14 días al considerar que esta teoría no es “lo suficientemente sólida”, tal y como explicó Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad; quien no descarta algún caso de “incubación de 21 a 24 días”, aunque no es “lo normal”.

4.- ¿Puede contagiarme de coronavirus alguien que esté incubando el virus?

A la espera de una vacuna para tratar el coronavirus se administran antivirales, dosis altas de esteroides para reducir la inflamación pulmonar y un soporte respiratorio con oxígeno; en ocasiones puede precisar antibióticos, pero solo en caso de que existan infecciones bacterianas sobrevenidas, es decir, sobreinfección. (Foto: Getty)

Posiblemente. Comprender el momento en que los pacientes infectados pueden contagiar el virus a otros es fundamental para los esfuerzos de control. Aún hoy se está analizando información médica detallada de las personas infectadas para determinar con exactitud y sin género de dudas el período infeccioso de 2019-nCoV. Y es que la existencia de personas infectadas sin ninguna afección evidente y capaces de contagiar el patógeno inquieta a médicos y científicos.

Algunos expertos han sugerido que el virus puede transmitirse durante esta incubación asintomática de 14 días, aunque otros han puesto en duda esta hipótesis ya que el coronavirus es un virus respiratorio que se propaga principalmente por contacto con una persona infectada a través de las gotículas respiratorias que se generan cuando esta persona tose o estornuda, por ejemplo, o a través de gotículas de saliva o secreciones de la nariz.

No obstante los expertos aclaran que el coronavirus se transmite por “gotas gruesas de más de 5 micras, a diferencia de enfermedades como la tuberculosis, que genera gotas pequeñas que quedan suspendidas en el el ambiente, así como el sarampión y otras enfermedades víricas”, explica Jesús Molina Cabrillana, jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Complejo Universitario Insular Materno Infantil de las Palmas de Gran Canaria.

Para protegerse, evite el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos y practique una buena higiene de las manos y de las vías respiratorias.

“De momento ya sabemos que hay pacientes que pueden transmitir el virus cuando aún están aparentemente sanos, días antes de enfermar”, afirma Jesús Rodríguez Baño en delclaraciones a El País, jefe de servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Virgen Macarena (Sevilla). “La gran cuestión es si esto también pasa con personas que nunca enfermarán y en las que la infección cursará asintomática. Hay algún dato que parece indicarlo, pero aún faltan estudios que lo confirmen”.

Según informes recientes, es posible que las personas infectadas con 2019-nCoV puedan ser infecciosas antes de mostrar síntomas significativos. Sin embargo, según los datos disponibles actualmente, las personas que presentan síntomas son las que causan la mayor parte de la propagación del virus.

5.- Si he estado en una zona de riesgo, ¿debo de pasar por una auto-cuarentena?

En primer lugar debes saber que si has estado expuesto al virus o en contacto cercano con un caso confirmado de infección por 2019-nCoV, y tienes fiebre y tos, deberías ser seguido y examinado. En principio, se ha optado por atender los casos más leves en el domicilio y evitar así la saturación de los hospitales. “Es más cómodo, disminuye los riesgos y la toma de muestras se puede hacer en el propio domicilio”, apunta el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

De momento en España se descarta tomar la temperatura a los viajeros porque no es una medida útil para detectar el virus. (Foto: Getty)
Por tanto, si en los 14 días posteriores al regreso del viaje desarrollas síntomas respiratorios (fiebre, tos y sensación de falta de aire), se recomienda quedarse en el domicilio y contactar con los servicios de salud telefónicamente llamando al 112 o al 061 antes de acudir a urgencias para evitar colapsos. Los servicios sanitarios valorarán tu estado de salud y el antecedente de viaje y el posible contacto con casos de coronavirus.

Más debate hay con el hecho de haber pasado por una zona de riesgo (por ahora China, Corea del Sur, Singapur, Irán, Japón y el norte de Italia) y la necesidad de hacer o no cuarentena por precaución. En un principio, el tener buen estado de salud debería implicar poder llevar una vida normal, en familia, con amigos y, en general, en el ámbito escolar y laboral.

Pero la situación se ha complicado al saberse de la posibilidad de contagio durante la incubación del mismo, en el momento en el que no se presentan síntomas.

Es por eso que en diferentes autoridades sanitarias y empresas están pidiendo que los que regresen en las últimas dos semanas autoaislarse y guardar cuarentena “tengan o no los síntomas”, por un periodo de 14 días que empezarían a contar desde el día de la vuelta del viaje, cuenta el ministro de Sanidad, Matt Hancock a la cadena BBC. El aviso se dirige en concreto a quienes hayan estado en China, Hong Kong, Macao, Singapur, Corea del Sur y las regiones italianas de Lombardía, Piamonte, Emilia-Romagna y Véneto, según una comunicación interno enviada por el Parlamento Europeo.

6.- Qué medidas son más eficientes para no contagiar el coronavirus

La cuarentena sólo tiene sentido para aquellas enfermedades que se pueden transmitir durante el periodo asintomático, es decir, antes de que en la persona se muestre síntomas de enfermedad. Otros virus similares como el coronavirus, causante del SARS, sólo era transmisible tras el inicio de la sintomatología.

En el caso del COVID-19 no existe por el momento una evidencia suficiente al respecto aunque hay información disponible que apunta hacia ello.

De momento, el nuevo protocolo elaborado por el Ministerio de Sanidad, señala también que los ciudadanos de las zonas italianas de Lombardía, Piamonte, Emilia-Romaña y Véneto, así como los de Japón, Irán, Corea del Sur y Singapur, sean considerados pacientes de riesgo. “De esta manera, todas las personas que presenten síntomas gripales y que en los 14 días anteriores a esta presentación de síntomas hayan estado en esta zona de riesgo, deben ser consideradas como un caso y deben contactar con los servicios de salud y someterse a una prueba para confirmar o descartar el virus”, señala Illa.

Por otro lado los expertos aclaran que no es “necesario ir con mascarilla por la calle”. Donde son necesarias,en centros médicos y hospitalarios, “no hay desabastecimiento” y ha pedido “no caer en “el alarmismo”.

7.- ¿Cómo puedo protegerme?

Ahora mismo las recomendaciones de la OMS pasan por evitar el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos, y practicar una buena higiene de las manos y de las vías respiratorias.

En concreto, se aconseja mantener un metro de distancia de las personas con síntomas respiratorios ya que las gotículas respiratorias llegan hasta un metro de distancia de una persona que tose o estornuda.

Asimismo, la forma más eficaz de protegerse contra el 2019-nCoV es limpiarse las manos frecuentemente con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Al toser o estornudar hay que cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo. Después hay que tirar el pañuelo y volver a lavarse las manos. Si te cubres con las manos puedes contaminar los objetos que toques o a las personas con las que entres en contacto.

Ten en cuenta que la infección también puede producirse al tocarse los ojos, la boca o la nariz después de estar en contacto con una superficie contaminadas. Todavía no se sabe durante cuánto tiempo vive el 2019-nCoV sobre las ‎superficies, si bien la información preliminar apunta a que puede ‎sobrevivir unas horas.. Un simple desinfectante puede matar a los virus, ‎e impedir que sigan infectando. ‎Por eso es aconsejable desinfectar superficies y alimentos, especialmente frutas y verduras, así como evitar la comida cruda o poco cocinada.

Estas precauciones deben seguirlas especialmente aquellas personas que padezcan diabetes, insuficiencia renal, neumopatía crónica o inmunodepresión, ya que tienen más riesgo de padecer enfermedad grave en caso de infección por coronavirus.

Por el contrario, las siguientes medidas NO se recomiendan específicamente para protegerse contra el 2019-nCoV, ya que no son medios de protección eficaces y pueden ser incluso perjudiciales:

Tomar vitamina C

Fumar

Beber tés tradicionales de hierbas

Usar múltiples mascarillas para maximizar la protección

Automedicarse, por ejemplo con antibióticos

Además, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) aclara que “las mascarillas no sirven de nada al aire libre ni tampoco en lugares del mundo donde no hay transmisión local, como por ejemplo España, en este momento”, y recuerdan que el médico de cabecera es el mejor aliado y consejero en caso de presentar cualquier duda o problema de salud, ahora y siempre.

Por otro lado, aconsejan mantenerse informado, evitando las noticias falsas y sobre todo haciendo una vida lo más normal posible en todos los sentidos. E insisten en que no se acaparen mascarillas ni se hagan compras compulsivas, que solo contribuyen a generar alarma y provocar desabastecimientos.

8.- Cómo hay que lavarse las manos para disminuir el riesgo de contagio

En este caso además del cómo, también importa el cuánto. Aumentar la frecuencia con la que nos lavamos las manos es la mejor manera de reducir el riesgo de contraer cualquier tipo de virus. Y es importante hacerlo durante 30 segundos, así como detenerse especialmente en las palmas y los dorsos, y entre los dedos, según las recomendaciones de la OMS.

El lavado de manos debe llevarnos entre 20 y 30 segundos y debemos asegurarnos de hacerlo bien siguiendo estos paso. (Foto: OMS)
El lavado de manos debe llevarnos entre 20 y 30 segundos y debemos asegurarnos de hacerlo bien siguiendo estos paso. (Foto: OMS)
9.- ¿Hay algún medicamento específico para tratar la infección?

Por el momento, no se recomienda ningún medicamento específico para prevenir o tratar la infección por el nuevo coronavirus, pero se están empleando algunos antivirales que han demostrado cierta eficacia en estudios recientes, y se están estudiando otros tratamientos que se probarán en ensayos clínicos.

Por otro lado, puesto que el 2019-nCoV es un virus, no deben utilizarse antibióticos ni para prevenir ni para tratar la infección. Los antibióticos son eficaces contra las bacterias, pero no contra los virus.

Sin embargo, las personas infectadas con el virus deben recibir los cuidados adecuados para aliviar y tratar los síntomas, y las personas con una enfermedad grave deben recibir cuidados de apoyo optimizados.

10.- ¿Las vacunas contra la gripe habitual o la neumonía protegen frente al coronavirus?

No. Las vacunas contra la neumonía, como la neumocócica y la vacuna contra Haemophilus influenzae de tipo B (Hib), no protegen contra el nuevo coronavirus.

El 2019-nCoV es tan nuevo y diferente que es necesario desarrollar una vacuna específica, en la que ya se está trabajando con el apoyo de la OMS.

No obstante, es probable que las vacunas no estén disponibles hasta que pasen bastantes meses y llegue el verano, “un factor que probablemente dificulte la transmisibilidad del virus como ocurre con los virus de la gripe y los virus del resfriado, explica el Dr. Asensio.

11.- Si he pasado la gripe ya este año, ¿tengo menos opciones de contagiarme de coronavirus?

No necesariamente. Las personas con infección por 2019-nCoV, o que tienen la gripe o un ‎resfriado presentan generalmente síntomas respiratorios como fiebre, ‎tos y rinorrea. Aunque muchos de los síntomas son similares, los ‎provocan virus diferentes. Debido a sus semejanzas, puede ser difícil ‎determinar la enfermedad solamente a partir de los síntomas. Por ello ‎se requiere confirmar mediante pruebas de laboratorio si alguien está ‎infectado por el 2019-nCoV. ‎

12.- ¿Influye el frío o el verano en la propagación del coronavirus?

Desde la Sociedad Española de Virología (SEV) nos cuentan que el clima puede incidir en la propagación y que “estos patógenos tienen una mayor incidencia en condiciones relativamente frías y secas”.

De hecho, investigaciones anteriores sobre otros tipos de coronavirus detallan que este tipo de patógenos son más activos a temperaturas frías o suaves.

En general, las infecciones parecen ser más comunes en otoño e invierno. Esto es así porque en los meses más fríos más probable que se transmitan este tipo de virus ya que las personas pasamos más tiempo en espacios cerrados en los que se incrementan las posibilidades de contacto.

Por otro lado, la temperatura normal del cuerpo humano se mantiene en torno a 36,5° y 37°, con independencia de la temperatura exterior o de las condiciones meteorológicas. Y según la OMS, no hay razón para creer que el frío pueda matar el nuevo coronavirus o acabar con otras enfermedades, mientras que sí se sabe que las altas temperaturas propias del verano pueden ayudar a contener la expansión de otros virus similares como la gripe.

Además, en condiciones de baja humedad, al haber menos agua en el ambiente, la vida de los coronavirus es más activa lo que multiplica las probabilidades de infección.

13.- ¿Sirve de algo tomar suplementos vitamínicos?

“Estos complejos no acortan la duración de las enfermedades, y aplacan muy poco los síntomas”, apunta el doctor Jaime Merino, coordinador del grupo de trabajo de Educación para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), quien señala que solo debe tomarse un complejo vitamínico si así lo ha prescrito el médico especialista. Pero no por libre elección, y descarta la opción de ir a la farmacia a comprar un complejo multivitamínico para evitar contraer un catarro o el coronavirus este invierno.

Lo que realmente determina que pillemos o no un virus es nuestro sistema inmunitario. Cuanto más débil esté más riesgo corremos de contagiarnos. Por lo tanto, mantener un estado de salud óptimo es la mejor forma de protegernos del coronavirus para impedir que este pueda “invadir las células, sobrevivir y replicarse, escondiéndose así del sistema inmune, de nuestras defensas”.

“Tenemos la enorme fortuna de que la sociedad española tiene una dieta maravillosa, muy saludable, la dieta mediterránea. Esto significa también que cualquiera que esté sano y siga la dieta mediterránea no necesita de estos complementos multivitamínicos para evitar catarros o infecciones”, concluye.

¿Que opinas sobre esto?