Luis Cespedes Peña
Luís Céspedes Peña

Una oposición dividida no puede ganar

El Mirador

Luís Céspedes Peña

En toda la historia democrática de la República Dominicana, el proceso de elecciones que se vive en los actuales momentos, no sólo por la cancelación de los comicios municipales, atribuida a un sabotaje para impedir su desarrollo, es el más complicado, y hasta la divulgación de este trabajo periodístico, el más difícil de entender.

El país tiene un grupo partidos políticos, pero sólo tres de ellos con candidatos presidenciales con posibilidades de ganar la Presidencia de la República. Son ellos Gonzalo Castillo, llamado El Penco de Danilo Medina, por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), y Leonel Fernández, de La Fuerza del Pueblo.

En el sabotaje a las elecciones municipales se vincula al jefe de la seguridad de Luis Abinader, del PRM, coronel Ramón Antonio Guzmán Peralta, y al técnico de Claro, Manuel Antonio Reglado, que recibía órdenes del oficial, hay una serie de situaciones que, sin decirlo, cada quien acusa al otro de ese crimen a la institucionalidad, pero ya hay que esperar el resultado de las investigaciones.

Fuera de ese ambiente, el problema que hay es que el PRM quiere que Leonel Fernández se retire para que apoye a Luis Abinader, bajo el alegato de que el segundo ya fue Presidente en tres ocasiones. Pero ocurre que el que está creciendo en el electorado, a parte del peledeísmo, es Leonel Fernández.

Leonel, con un gran discurso y gran estratega, sabe que el PLD está en primer lugar, aunque no lo dice. Y también Luis Abinader sabe que el candidato del PLD, Gonzalo Castillo, con el total apoyo del Presidente Danilo Medina y su equipo, ocupa la primera posición del electorado.

Y ambos también saben de esa fortaleza del PLD, con el resultado victorioso que llevaba el partido de gobierno al momento de cancelarse las elecciones municipales, las cuales se vislumbra serán ganadas el 15 de Marzo por los morados, porque los opositores se están pasando el tiempo promoviendo protestas, mientras que los peledeìstas continúan buscando nuevos votos o fortaleciendo los que ya tenían asegurados.

El gobierno del PLD, que se puede asegurar al 100 por ciento que no tiene ninguna vinculación con el sabotaje electoral, porque lo perjudicó en las proyecciones que tenía para ganar las elecciones municipales, apoyó todo lo que la oposición propuso luego del hecho.

Luis Abinader propuso que la investigación fuese hecha por la Organización de Estados Americanos (OEA) y demás organismos internacionales que estaban presentes cuando se produjo la cancelación de las elecciones. El Presidente Medina respaldó la idea. La oposición llevó una lista de peticiones a la reunión con todos los partidos políticos en la Junta Central Electoral (JCE) y el PLD apoyó todos los puntos presentados por sus adversarios.

¿Y por qué el gobierno peledeísta está apoyando todo lo que pide la oposición?, Simplemente, porque no tiene ninguna responsabilidad en el sabotaje. Abinader, que es el que más insistió en esa investigación, busca responsabilizar a otros del sabotaje, sin dejar fuera de ese hecho al ex Presidente Fernández.

De hecho, sin decirlo, busca involucrar a Leonel, porque el ex gobernante no está trabajando políticamente para que Luis Abinader gane las elecciones, sino para derrotarlo en las urnas. Y públicamente acusa al gobierno del sabotaje.

La acción de Leonel es la de derrotar a Gonzalo Castillo y a Abinader. Lo mismo ocurre con Gonzalo Castillo, que busca derrotar a Leonel y Luis Abinader. Y éste último, lucha para destruir a Leonel y a Gonzalo. Los tres buscan la Presidencia de la República, cada quien por su lado, como adversarios. Y en una competencia así, gana el gobierno.

Leonel Fernández está luchando para quedar en primer lugar en las elecciones de Mayo. Pero si eso no ocurre, como de hecho no ganará esa posición, su visión está en quedar en segundo lugar, destronando a Abinader. Leonel se está aprovechando de las actividades que organiza el PRM para seguir creciendo.

No hay ninguna duda de que si El Penco de Danilo queda en primer lugar en las elecciones de Mayo y Leonel en la segunda posición, entre esos dos sectores podría haber un acuerdo. Ese acuerdo buscaría evitar la segunda jornada electoral. Y a eso es que los perremeístas les tienen miedo.

Es la razón por la cual están presionando a Leonel para que apoye a Abinader como candidato único de la oposición para la Presidencial, a lo que el ex Presidente tres veces de la República, no cederá. Para los inversionistas, Gonzalo Castillo es el de más confianza y luego Leonel.

Con las protestas que organiza el PRM en contra del gobierno, también se busca tapar esa gran crisis que sacude, de manera especial, al sector de Luis, que sabe que Leonel está creciendo en base a la reducción de sus votos.

En barrios pobres, en los campos minados de desarrollo que tiene el Presidente Medina, entre los inversionistas nacionales e internacionales, para sólo citar a algunos sectores, el mensaje que hay es el de que debe continuar la tranquilidad, la garantía a los capitales, el incentivo a la producción respaldada por el gobierno peledeísta, el apoyo a los sistemas educativo, de salud y otras versiones que en nada favorece a la oposición.

Las protestas políticas atemorizan a los industriales, empresarios, comerciantes y la mayoría de ciudadanos. Hay otros graves problemas para Abinader, como son sus discursos incendiarios y su decisión de incentivar las protestas que ponen en peligro la estabilidad democrática. El PRM financió al Movimiento Marcha Verde, que terminó desacreditado, y ahora está haciendo lo mismo con grupos de jóvenes de la oposición.

Leonel no va a ceder a las presiones del PRM para que renuncie a sus aspiraciones presidenciales. Leonel necesita seguir sumando votos sin importar que el perjudicado sea Luis Abinader. Ambos andan por diferentes caminos. Cada candidato presidencial busca destruir a los demás. ¡No hay unidad en la oposición! Y eso es una garantía para que el PLD siga dirigiendo el Estado. Leonel necesita, con el crecimiento que está logrando en perjuicio de Luis Abinader, que se le cuenten los votos en Mayo para fortalecer su proyecto.

La situación favorece al PLD, por cualquier camino. La mejor demostración de la crisis que hay en la oposición, como fruto la postura de cada partido para que su candidato presidencial gane, derrotando a los dos restantes, es que Leonel Fernández encabezó la marcha-protesta contra el gobierno el domingo en la capital, separado de la del PRM. Leonel, como líder de La Fuerza del Pueblo, no va a ceder en su postura, porque de hacerlo, entonces para qué se fue del PLD.

Es que Leonel Fernández tiene mucha presión de sus seguidores, los cuales acusan a Abinader de ser el responsable del descrédito que se llevó a cabo en perjuicio del ex gobernante, contra quien el PRM patrocinó decenas de condenas populares acusándolo de corrupto. ¡Y otros supuestos corruptos que el PRM entiende deben ser encarcelados, forman parte del equipo de Leonel Fernández!

En conclusión, la oposición está haciendo mucha bulla política, pero no es verdad que dividida le va a ganar al PLD, la principal organización política del país, y para más, controlando todos los recursos del Estado.

¡Gracias por leernos!