Segregación del voto por sexo es inconstitucional y limitaría la participación ciudadana

Jhoan Almonte y Angel Serafín Cuello, portavoces.

Organizaciones sociales aseguran que epidemiológicamente esta medida no es factible y aumentaría la abstención al voto, principalmente de las mujeres

Organizaciones sociales y de la sociedad civil externan gran preocupación a la Junta Central Electoral, ante propuesta de segregación del voto por sexo, presentada por partidos políticos, asegurando que esto limitaría la participación ciudadana y coartaría el derecho al voto de las y los dominicanos.

El colectivo asegura, que esta propuesta vulnera derechos de personas trans y mujeres en el país, que tienen un tiempo mucho más limitado que los hombres, al llevar una mayor carga social, pues le son asignadas tareas de cuidado y labores doméstico. Situación que se ha profundizado en el marco de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Las mujeres representan el 51.1% del padrón electoral, por lo que se hace necesario fortalecer las acciones que garanticen la participación de estas en los procesos democráticos. Es necesario recordar que para las elecciones de 1998 se contempló una medida similar y la abstención del voto fue casi del 50%, enfatizó el grupo.

De igual forma, el grupo asegura que la experiencia de vigilancia epidemiológica de otros países de la región, como Perú y Panamá, han demostrado que la segregación por sexo no representa una medida real para evitar el contagio entre personas, además de ser incompatible con los protocolos sanitarios ante el COVID-19, que prioriza por la seguridad de ciertos grupos: envejecientes, personas con discapacidad y/o enfermedades crónicas.

Por otro lado, añaden que con esta disposición se vulneran los derechos de las personas trans, al ser una medida que no toma en consideración las necesidades y respeto a la privacidad, intimidad y a la expresión de género, lo que podría llevar a este grupo a exponer su privacidad al ejercer su derecho al sufragio.

En consecuencia, el grupo pondera como adecuado tomar una serie de medidas, como: priorizar a adultos mayores de 65 años y personas con discapacidad de 06:00 a 10:00 de la mañana; solicitar a la Policía Militar Electoral velar por el cumplimiento de la capacidad máxima de personas dentro de los recintos; hacer cumplir al interior de los recintos los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias, controlando la capacidad máxima de personas al interior y la distancia de no menos de un metro entre personas; disponer de mascarillas para ser entregadas a quienes se presenten al recinto sin observar dicha medida de protección, así como gel desinfectante para ser utilizado a la entrada y salida del recinto de votación; establecer protocolo de temperatura; y habilitar colegios especiales para casos de contagiados, personas a la espera de resultados y personas con altas temperaturas.

Estas observaciones fueron realizadas por organizaciones como Save de Children, El Mitin, Red de Defensoría de Derechos Humanos Mujeres y Jóvenes, Transsa, PolétikaRD, entre otras y fueron compartidas con los miembros de la JCE vía correspondencia la mañana de este viernes en las instalaciones de la Junta Central Electoral.

¿Que opinas sobre esto?