Prepararse para diciembre

Franklin Rosa

Hay que derrotar la pandemia del coronavirus primero y después enfrentar la crisis económica y social que se avecina y  que será muy profunda y traumática para el pueblo dominicano; el viacrucis  será largo y tenebroso pues el gobierno dominicano tomo el camino equivocado para  la contención de la pandemia y es posible que en diciembre estemos bregando con aplanar la curva y viviendo momentos muy tristes,  levantando  los muertos, por la actitud irresponsable y politiquera del gobierno.

El 26 de marzo escribí un artículo que precisaba los pasos fundamentales que dieron los chinos en la ciudad de Hubei  para contener la pandemia del coronavirus,  medidas  que  fueron exitosas  y la primera experiencia en el mundo de como contener  este tipo de virus.

En ese artículo  señalamos  que la experiencia  China nos dejó bien claro  las siguientes medidas que debían tomarse al  inicio de la pandemia del coronavirus:

-La cuarentena tenía  que ser oportuna y muy eficiente para tener éxito en la contención del coronavirus.

-El distanciamiento social, las pruebas gratis y masivas en todas las personas que presenten síntomas de tos, fiebres  y problemas respiratorios.

-El despistaje con las pruebas masivas para detectar todas las personas contagiadas sintomáticas, y  asintomáticas que representan un alto porcentaje en niños y adultos.

-La hospitalización de todos los contagiados confirmados sintomáticos  y el aislamiento hospitalario  de todos los positivos asintomáticos o leves.

Estas medidas fueron claves  para contener la diseminación del virus,  en nuestro país se tomo la vía  contraria y  el grueso de contagiados  sintomáticos confirmados  fueron a aislamiento  domiciliario, sin ningún control ni supervisión.

Hoy  a los 51 días del inicio de la pandemia,  de los 4,964 casos confirmados, 946  se encuentran en aislamiento hospitalario  y  3,367  en aislamiento domiciliario sin ningún tipo de control ni supervisión de los prestadores de servicios de salud, las clínicas privadas, que en su mayoría se han negado a aceptar a los contagiados.

Se ha fracasado en las políticas de contención y de mitigación de la pandemia. El tiempo que se ha perdido   de manera  irresponsable ha  permitido que  la transmisión comunitaria  haya  calado de tal forma que se refleja en la positividad de las pocas muestras que se han realizado, 30 positivos de cada 100

Todavía hay tiempo de encausar esta lucha titánica contra esta bomba biológica que pone en peligro a la humanidad, en nuestro caso, la República Dominicana, hay  que poner los intereses de la nación por encima de los intereses políticos  y convocar los actores políticos y sociales para unificar los criterios para enfrentar este monstruo  que podría transformarnos en un Estado fallido.

Ya no hay tiempo para sugerir, como no tiene acostumbrado  el Ministro, es tiempo de ordenar con autoridad moral las normas de distanciamiento  social que debemos cumplir todos los dominicanos y el uso de todos los espacios físicos, públicos o privados, hoteles, clínicas privadas  para el aislamiento hospitalario  de todos los contagiados  confirmados  y confinamiento hospitalario a todos los  asintomáticos y sospechosos.

Es importante también dictar normas estrictas de cumplimiento  obligatorio, de distanciamiento laboral y de seguridad, para las empresas que tengan la posibilidad de poder utilizar parcialmente su capacidad instalada.

Con un despistaje profundo, cueste lo que cueste, con pruebas gratis y masivas, se puede aislar hospitalariamente  a todos los contagiados de las  personas  sanas  y tal vez  así nos libramos de llegar a diciembre acarreando enfermos a los hospitales y no muertos a los cementerios.

 

Franklin Rosa

¿Que opinas sobre esto?