Policía femenina habría estado vinculada con banda criminal

La agente Nasia Bendezú habría alertado, además, al delincuente Jimmy Álvarez Orihuela, alias 'La Bestia', sobre operativos policiales que se ejecutarían en Ica para capturarlo. (Foto: Andina)

Perú.- La suboficial PNP Nasia Bendezú Carlos, de 20 años, se entregó a las autoridades judiciales de Ica, pues estaba requisitoriada debido a su vinculación con la organización criminal ‘Los sanguinarios del sur’, informó el Ministerio del Interior.

La agente se entregó voluntariamente, el sábado último, a las autoridades del Departamento de Policía Judicial de Ica para rendir cuenta de sus actos. Llegó a la dependencia acompañada de su abogado.

Según lo dispuesto por el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de la localidad, que declaró fundado el requerimiento fiscal, Nasia Bendezú fue conducida al establecimiento penitenciario ex Cristo Rey de Cachiche, en Ica. Allí quedó recluida en forma preventiva mientras duren las investigaciones.

Mientras tanto, a nivel de la institución policial, en cumplimiento con el debido proceso, se le inició un proceso administrativo disciplinario para determinar responsabilidades y fue suspendida de sus funciones.

Brazo de protección y seguridad

Desde la ejecución del megaoperativo de captura de ‘Los sanguinarios del sur’, en diciembre pasado, la Oficina de Inteligencia e Investigaciones Especiales contra el Crimen Organizado (Offiecco) le seguía los pasos a la suboficial. Ella era acusada de ser “autoridad así como brazo de protección y seguridad” de la organización criminal.

Según las investigaciones preliminares, la referida agente habría suministrado información directamente al cabecilla de la banda, Jimmy Álvarez Orihuela, alias ‘La Bestia’, para alertarlo sobre operativos policiales que se ejecutarían, entre otros.

Golpe a la delincuencia

El 16 de diciembre del 2016, la Policía Nacional asestó un duro golpe a la criminalidad organizada con la capturar de ‘La Bestia’ y 21 integrantes de ‘Los sanguinarios del sur’.

Esta mafia se dedicaba al sicariato, tráfico ilícito de drogas, lavado de activos, secuestro, robo agravado, entre otros delitos, por los cuales la Policía le seguía los pasos desde hace varios meses.

elcomercio.pe

¿Que opinas sobre esto?