Demo

Por Ramón Mercedes

 NUEVA YORK.- Desde aquel mes de junio 2006 hasta este martes han transcurrido más de 6,500 días del encuentro sexual entre el expresidente Donald Trump y la actriz porno Stormy Daniels, quien revivió en estrado de forma detallada la acción por la que recibió 130 mil dólares a cambio de su silencio, durante la campaña presidencial de 2016.

 El testimonio ante el tribunal de una actriz de cine para adultos que dice haber tenido un encuentro íntimo con un expresidente estadounidense y virtual candidato republicano se suma a la larga lista de primicias históricas en un caso ya cargado de acusaciones vulgares de sexo, sobornos y encubrimientos.

Más:  Un dominicano deportado a RD en 2002 acusado de brutal asesinato de su ex novia en Harlem se declara inocente creando incidente en la corte

Al final testificó: “Me fue muy difícil ponerme los zapatos porque me temblaban mucho las manos”.

“Él dijo: Oh, fue genial. Reunámonos de nuevo, cariño'”, continuó diciendo Daniels. “Yo solo quería irme”.

Su testimonio es fundamental. Los miembros del jurado parecían fascinados cuando Daniels describió cómo una reunión inicial en un torneo de golf donde hablaron sobre la industria del cine para adultos, progresó hasta un “breve” encuentro sexual que, según ella, Trump inició después de invitarla a cenar y luego a su suite de hotel.

Más:  Wall Street se desploma y el Dow Jones registra la mayor caída en puntos de su historia

El juez de origen colombiano, Juan Manuel Merchan, está a cargo del tribunal de Manhattan en  el que se juzga a Trump.  

Dominicanos en el Alto Manhattan han quedado sorprendidos por haber pasado más de 6,500 días, tiempo suficiente para el caso estar en archivo y no tomarlo como referente ante la justicia. Es analizado y comentado por quisqueyanos en restaurantes, salones de belleza, barberías, tiendas y bodega, ha podido comprobar este reportero.

Avatar photo

El Jacaguero es una fuente de noticias en línea que se especializa en brindar a sus lectores las últimas novedades sobre la República Dominicana.

Comments are closed.