Lo que las mujeres no se atreven a pedir en la cama

Lo que las mujeres no se atreven a pedir en la cama.

Lo que las mujeres no se atreven a pedir (en la cama)

doctissimo-es-yahoopartner:

Lo que las mujeres no se atreven a pedir (en la cama)

Disfrutar sin ser juzgadas, esa es la cuestión. Mujeres libertinas o devotas, todas (o casi todas) sueñan despiertas, y dormidas, pero la mayoría de las veces no se atreven a pedirle a su pareja que materialice sus deseos, reduciéndolos a simples fantasías.

Doctissimo te descubre las 10 fantasías eróticas más extendidas entre las mujeres.

A. Braffa
Fotos: © Getty Images
Más información: Lo que les gusta a los hombres en la cama  | Las 10 caricias preferidas de las mujeres  | Las posturas más excitantes del Kamasutra

Source: Doctissimo

Sexualidad: hombres vs. mujeres

Cada vez son más las mujeres que se atreven a ir más allá en la cama, ya sea porque se sienten insatisfechas, aburridas, o simplemente por curiosidad. Pero cuidado, las fantasías eróticas femeninas no siempre coinciden con las de los hombres: las primeras se centran más en las emociones y sentimientos que sienten hacia su pareja, prima el aspecto emotivo. El sujeto de la fantasía suele ser una persona con la que ya exista algún vínculo (marido, pareja, amigo, conocido). La trama es más lenta y el placer no está necesariamente asociado al orgasmo sino a la atmósfera que se crea, al contrario que el hombre, quien encuentra placer en la simple visión de un cuerpo desnudo, en el roce de un seno o en el pensamiento del acto sexual en sí. Otra cuestión es el conservadurismo del sexo femenino: las mujeres que se toman demasiado a sí mismas en serio corren el riesgo de ser víctimas de sus propias críticas, e incluso cuando se trata de fantasías, no son capaces de manisfestarlas.

Source: Doctissimo

¿Por qué nos cuesta tanto mostrarnos tal y como somos?

En primer lugar, por lo que su pareja pueda pensar. Este se podría sorprender (positiva o negativamente) de las inusuales peticiones de su chica, que le muestra de repente una cara hasta ahora desconocida.

En segundo lugar, porque ella misma podría autoconvencerse de que padece una extraña desviación sexual. No hay que tener miedo, no se trata de una perversión. Al contrario. Lo mejor es dejar a un lado la timidez y la exigencia, y ser “fantasiosas” de vez en cuando. ¿Por qué? Porque ayuda a vivir mejor la sexualidad, ampliando el repertorio sexual y, al mismo tiempo, permitiendo tomar conciencia de lo que nos excita.

Source: Doctissimo

Más fantasías durante la ovulación

Las mujeres suelen dar rienda suelta a la ardiente imaginación en un momento concreto del mes. ¿Cuál? Durante los tres días de ovulación (al 14º día del ciclo menstrual), es decir, cuando la mujer es más fértil. O al menos eso ha demostrado un estudio sobre la fertilidad publicado on line en Archives of Sexual Behavior: al parecer, en estos días, las mujeres estarían más excitadas de lo normal y el número de fantasías eróticas aumentaría de manera considerable. Las hormonas serían las responsables de este cambio en el tipo de fantasías de pasionales a picantes. De hecho, en el cuerpo femenino, la testosterona actúa sobre el cerebro, aumentando el deseo sexual y la excitación mental.

Source: Doctissimo

¿Qué es lo que no te atreves a pedir?

Por miedo a ser juzgadas, muchas fantasías acaban siendo meras “evasiones de la realidad” que se podrían materializar si hubiera una mayor compenetración con la pareja. Lo malo es que, a veces no es fácil mostrarse 100% sinceras, sobre todo cuando las fantasías eróticas tienen que ver con un ménage à trois o con un encuentro lésbico. De estas fantasías secretas quedará solo la sonrisa que aparece cuando inesperadamente vuelven a la mente.

Descubre a continuación cuáles son las fantasías eróticas más frecuentes entre las mujeres.

Source: Doctissimo

Sexo con público

Vivir la emoción de tener sexo delante de espectadores. Conscientes de su papel, a las mujeres les gusta sentirse deseadas y fantasean sobre cómo sería un encuentro sexual con gente delante. Dejando de lado la parte reality show, lo que prima aquí por encima de todo es el exhibicionismo.

Source: Doctissimo

No te conozco pero tómame aquí y ahora

Un encuentro fortuito con un desconocido visto en la calle o en una cafetería, incluso en pleno día. Atraídas por el misterio, vivir una aventura de este tipo, incluso si se tiene pareja, es una de las cosas con las que las mujeres sueñan despiertas. No se debe tener miedo: en la realidad, se traduce en una infidelidad de palabra, dado que son raros los casos en los que una mujer admite haber tenido sexo con un desconocido al que ha encontrado por casualidad sin haberlo buscado. Esta trasgresión suele deberse a la monotonía: un momento de libertad, la fantasía de vivir un pequeño paréntesis sin consecuencias… Para muchas mujeres, fantasear con un protagonista desconocido sirve para añadir un poco de pimienta a una relación larga de pareja.

Source: Doctissimo

Stripper por una noche

Reinas y actrices protagonistas de lo que se pone en escena: ¿qué mejor papel que el de la stripper agresiva, decidida, pasional, que sabe bien lo que quiere? Las mujeres sueñan con exhibirse haciendo un striptease sexy, improvisado, imitando a Kim Basinger en la escena de culto de la película “Nueve semanas y media” o al estilo burlesque. Lencería sugestiva que deje poco espacio a la imaginación, un poco de insinuación, y el éxito de este provocativo juego está asegurado.

Source: Doctissimo

La geisha que consiente

La mujercita que pone a su hombre en el centro del universo, encerrada en sus gestos mecánicos: la idea de interpretar en papel de la geisha sumisa por una noche les gusta a las mujeres. Se imaginan satisfaciendo los deseos del amante fogoso, gozando viéndolo gozar. Masajes, ojos seductores, largos preliminares y un silencio roto por palabras llenas de erotismo.

Source: Doctissimo

De sumisa a dominadora

Ser dominadas no está mal, pero dominar en la cama así como en la vida está todavía mejor. A muchas mujeres les excita la idea de tener el control y el poder sobre el hombre mientras tienen sexo. Es verdad que la mujer, en el papel de dominadora, juega con el otro. Pero al hombre, ni siquiera al más viril, le molesta que por una vez sea ella quien tome la iniciativa. Adiós a la mujer sumisa. Tacones de aguja y una atmósfera digna de una película porno. La dominación femenina no solo tiene que ver con prácticas sexuales extremas o como castigo para los hombres, sino que se puede transformar en una lucha de poder que se consuma debajo de las sábanas.

Source: Doctissimo

El vecino sexy

¿Con qué sueñan las mujeres? Con que el vecino sexy, con el que se cruza en el descansillo, aquel que no le hace ni caso o como mucho le dedica un mirada, la posea al improviso contra la paredes del ascensor o le meta mano por debajo de la falda (por lo general, en las fantasías femeninas, las mujeres llevan falda para una mayor comodidad), le acaricie las nalgas y se las  apriete hasta hacerle perder el aliento. Todo en un visto y no visto…

Source: Doctissimo

Probar con otra mujer

Las mujeres son cada vez más abiertas sexualmente y mentalmente hasta el punto de que entre las fantasías más populares está el tener un encuentro lésbico. Un encuentro sensual, más que sexual, que no esconde la homosexualidad, sino como mucho, ganas de ternura y complicidad. La fantasía erótica consiste sobre todo en un contacto de labios o el acariciar un pecho… Aquí también entran en juego el factor curiosidad, la variedad, las ganas de experimentar nuevos horizontes, tocar formas voluptuosas con la ventaja de conocer bien el cuerpo y las zonas erógenas.

.

Source: Doctissimo

Hacerlo en el agua

Antes estaban los besos bajo el agua, pero ahora las mujeres van mucho más allá. Algo no especialmente complicado pero sí muy excitante: en verano sueñan sobre todo con hacerlo a pocos pasos de la orilla mientras que en invierno la escena transcurre en una cómoda bañera de hidromasaje de un Spa. El miembro de él que roza las partes íntimas de ella en una creciente excitación, que se culmina con una penetración bajo el agua. La curiosidad es todavía mayor gracias a la dificultad del juego. Regla 1: no cambiar la expresión de la cara; regla 2: no jadear; regla 3: fingir indiferencia ante los ojos de los bañistas, ajenos a los que sucede debajo del agua.

Source: Doctissimo

Dos (hombres) mejor que uno

La mayor fantasía erótica de las mujeres es hacerlo con dos hombres. Una pequeña orgía que oculta significados profundos: aunque por una parte se trate solo de ganas de probar algo diferente, por otra puede entenderse como una compensación dentro de la pareja, para suplir una carencia de afecto gracias a un tercero en escena que deberá luchar por, o mejor aún, compartir mujer.

Source: Doctissimo

Disfrutar sin ser juzgadas, esa es la cuestión. Mujeres libertinas o devotas, todas (o casi todas) sueñan despiertas, y dormidas, pero la mayoría de las veces no se atreven a pedirle a su pareja que materialice sus deseos, reduciéndolos a simples fantasías.

Doctissimo te descubre las 10 fantasías eróticas más extendidas entre las mujeres.

A. Braffa
Fotos: © Getty Images
Más información: Lo que les gusta a los hombres en la cama  |  Las 10 caricias preferidas de las mujeres  |  Las posturas más excitantes del Kamasutra

¿Que opinas sobre esto?