La Red pone en el mapa a un asesino

Joseph Kony. AP

El Jacaguero

República Democrática de Congo.- Después de dos décadas escondido en las selvas del sur de Sudán y República Democrática de Congo, de sobrevivir gracias al anonimato (apenas existen fotos de él), Joseph Kony, un asesino en serie buscado por la justicia internacional, ha salido bruscamente arrancado de la invisibilidad para convertirse en una estrella de la Red, un trending topic, gracias a los tuits de celebridades con millones de seguidores como Justin Beiber, Oprah Winfrey y Kim Kardashian, entre otros. Su visibilidad puede ser el principio de su final.

Kony es el jefe Ejército de Liberación del Señor, una guerrilla ugandesa que se comporta como una secta y se nutre del secuestro de niños (más 50.000 en 20 años, según UNICEF). Aquellos que han conversado con él, en distintos procesos de paz fallidos, le describen como un tipo violento, peligroso, imprevisible e inestable que habla con los espíritus y entra

Joseph Kony. AP

en trance. Es un líder que genera pavor, que domina las mentes de sus guerrilleros.

Ha sido un vídeo de 30 minutos, elaborado por tres jóvenes, Bobby Bailey, Laren Poole y Jason Russell, fundadores de la ONG estadounidense Invisible Children, el que generado una corriente mundial para exigir su captura. En pocos días, el documental ha tenido decenas de millones de visitas en YouTube. El hastag #StopKony fue utilizado en Twitter con más de 10 millones tuits desde las primeras horas de difusión, como muestra el gráfico realizado por Isaac Hepworth (@isaach), según explica el blog The Lede.

Captura de pantalla 2012-03-09 a la(s) 12.05.24

No es el primer vídeo de Invisible Children; ha realizado 11. Los  distribuye a través de las redes sociales. Su público son jóvenes y estudiantes, quizá esto explique el tono del documental, a veces un poco naïf. En esta ocasión el impacto ha sido mundial y mayúsculo gracias a la implicación de las celebridades y del potencial de herramientas como Twitter. Russel explica su querencia por la redes sociales “Hay más personas en Facebook que habitantes en todo el mundo hace dos siglos”.

Captura de pantalla 2012-03-09 a la(s) 12.04.28Captura de pantalla 2012-03-09 a la(s) 12.04.51

De nada han servido los reportajes de decenas de periodistas publicados en los últimos 20 años sobre este personaje y las matanzas que ha cometido; tampoco que está buscado por la Corte Penal Internacional ni que Barack Obama decida enviar 100 soldados de élite para ayudar en su captura en las selvas de la República Democrática de Congo, donde se esconde desde hace años. África vive en el silencio informativo. El documental demuestra que hay otras formas de llamar la atención sobre hechos noticiosos y otras ví­as para distribuir el trabajo fuera del circuito de los grandes medios.

El vídeo también ha generado críticas. Algunos exigen a la ONG que explique sus fuentes de financiación, sus objetivos y la filación religiosa. Jason Russell se defiende y asegura que el vídeo es parte de una campaña mundial contra Kony y que no buscan enriquecerse con esta causa. Que después de ella vendrá otra y otra, según informa la cadena de televisión ABC.

Otros critican a Invisible Children de aprovecharse de Kony para colocarse en el mapa mundial de las ONG, vender merchandising y enriquecerse.

En Uganda, el Gobierno les critica por afirmar que Kony sigue en el norte, cuando hace años que se mudó al vecino Congo y desde él ataca aldeas en Ituri, cerca de Sudán, o realiza incursiones en la República Centroafricana. El Ejécito de Salvación del Señor ha dejado de ser una guerrilla con un mínimo bagaje político para transformarse en una simple banda de asesinos, violadores y asesinos.

La ONG que inundó Internet

THE GUARDIAN

La organización Invisible Children ha sacado del olvido al líder de la guerra africana Joseph Kony a través de un viral que ha invadido la Red. Estas son algunas de las claves que perfilan a esta ONG:

Quién

La ONG Invisible Children (Niños Invisibles) fue creada en 2003 en San Diego (EE UU). Ha estrenado 11 películas y realiza frecuentes giras de sensibilización por Estados Unidos, sobre todo, en escuelas y facultades. La organización asegura que ha dado becas escolares y universitarias a 750 ugandeses y que contribuye a la reconstrucción de colegios.

Financiación

Las cuentas de Invisible Children indican que los ingresos de la ONG se triplicaron hasta los 6,8 millones de euros en 2011, básicamente por donaciones personales. En torno al 25% de esa cantidad se gastó en la filmación y viajes. 1,3 millones fueron a pagar los salarios de empleados en Estados Unidos, unos 100 trabajadores.

650.000 euros han ido a parar a cubrir los costes de producción de las películas. 185.000 euros en “servicios profesionales” (previsiblemente, dinero dirigido a lobbys en Washington). Otros 830.000 euros han pagado los gastos de viaje.

El éxito del vídeo

Según los datos de audiencia de Vimeo, contenedor online que ha centrado los visionados de esta cinta, el sábado, 3 de marzo, solo cuatro personas vieron el vídeo. Un día después, fueron ocho las personas que reprodujeron el corto.

El lunes, 5 de marzo, la audiencia subió hasta las 58.000 personas; el martes se disparó a 2,7 millones; un día después eran ya 8,2 millones los internautas que habían visto la cinta.

En el portal con el que compite Vimeo, el gigante YouTube, 38 millones de usuarios habían clicado en el vídeo hasta el jueves por la noche.

El País.com

¿Que opinas sobre esto?