Kobe Bryant: ‘Mi espíritu y mi ánimo están bien’

Kobe Bryant

Por Gonzalo Aguirregomezcorta
ESPNDeportesLosAngeles.com

Kobe

Kobe Bryant

LOS ÁNGELES — Kobe Bryant compareció ante los medios por primera vez desde que sufriera una fractura en la rodilla que le mantendrá apartado de la duela durante un periodo mínimo de seis semanas. La nueva lesión de la Mamba Negra levantó todo tipo de comentarios sobre su estado físico y las dudas sobre si volverá a ser el de antes campearon entre los analistas. Kobe tomó nota de todo, algo que le sirve para que su motivación incremente.

“Es curioso porque he escuchado todos los comentarios desde mi lesión y me sirven para enfocarme más”, afirmó el día de Navidad, poco antes del encuentro entre Los Angeles Lakers y Miami Heat. “Obviamente no quería que hubiera sucedido, pero yo quería seguir. Tengo que concentrarme en la lesión. Afortunadamente no fue el menisco ni nada más delicado. No hay mucho que pueda hacer. Es sólo una fractura y tengo que dejar que el hueso sane”, apuntó.

Desde su lesión en el tendón de Aquiles y durante los seis juegos en los que participó tras su recuperación (13.8 ppj, 4.3 apj y 5.7 pérdidas de balón en 29.5 minutos sobre la duela) Kobe recibió muchas críticas.

“Son los mismos tonos de siempre, pero ahora suenan más alto. Este tipo de cosas me ayudan a enfocarme mucho más”, declaró. “Mi espíritu y mi ánimo están bien. Me siento más enfocado de lo que he estado en mi carrera”.

La semana ha sido lenta para el jugador, que ya está en pleno proceso de recuperación y tan solo está realizando ejercicios de bicicleta ante la prohibición de ejercer presión alguna sobre su rodilla izquierda. Kobe también comentó que está cuidando su nutrición, algo que le pasó factura durante los ocho meses que estuvo apartado por la lesión en el tendón de Aquiles. También recordó el momento en el que recibió la noticia de que se había fracturado la zona superior de la tibia.

“Pensé que los doctores estaban bromeando cuando me lo dijeron. Les dije que no tenía gracia y me respondieron que estaban en serio”, explicó. “No ha sido doloroso, algo que me preocupó después del partido (Memphis Grizzlies). Noté que algo estaba fuera de lugar, fue extraño. Noté una hinchazón. No fue tan doloroso, fue la hinchazón”.

Y es que tras sentir la molestia en la rodilla en el último encuentro que disputó, Kobe siguió jugando. Nadie se esperaba que se tratara de una fractura, y la noticia agarró por sorpresa al jugador, los compañeros y el cuerpo técnico.

“No sabía que mi hueso estuviera fracturado. Es una de esas cosas que no puedes saber, simplemente sales y juegas. A veces te duele un poco la rodilla, pero no es nada con lo que no me haya enfrentado antes, así que simplemente sales y haces tu trabajo”, esgrimió.

Kobe descartó que la nueva lesión tuviera que ver con la premura de su retorno después de una lesión como la del tendón de Aquiles.

“Como es Navidad, voy a evitar ser sarcástico. Una lesión no tiene que ver con la otra. Cualquiera se puede lesionar en cualquier momento. La clave como deportistas es quitarnos ese miedo. A veces hay que tratar de no preocuparse mucho y quitarse esas voces de la cabeza”, afirmó. “El tendón de Aquiles estuvo bien, lo sentí fuerte. Se trataba de comprobar que el resto de mi cuerpo respondiera también. Obviamente estuve precavido sobre lo que podía o no hacer”.

Y es que los encuentros que jugó le sirvieron para medir sus posibilidades después de una lesión importante y 18 años como profesional.

“En los juegos en los que participé, sentí que podía hacer lo que hacía antes. Sobre todo en el último partido. Sentí que la parte más importante de mi juego en los últimos años fue la de elevarme y lanzar, o el penetrar a la pintura”.

Kobe reconoció que le está resultando difícil no poder ayudar a sus compañeros, que sumaron dos derrotas al hilo en los dos juegos previos al de Miami.

“Es muy difícil de ver porque los ves y quieres salir a ayudarles, competir con ellos. Es la parte más difícil de esto. A veces les veo, cambio el canal, les vuelvo a ver y vuelvo a cambiar”, confesó. “Tienen que salir ahí y hacer su trabajo. Volver a las bases. Los rebotes siempre han sido una carencia nuestra esta temporada. Tenemos que proteger más el tablero y estar concentrado para limitar las pérdidas de balón”, recomendó.

Y mientras continúa con su proceso de recuperación, Kobe reconoció sentir el apoyo de otros colegas de profesión como LeBron James, quien se acordó de él vía Twitter junto a otros rivales.

“Significa mucho. Somos competidores entre nosotros. Al final somos del mismo grupo, hermanos en la misma industria. Sienta bien tener el apoyo de mis colegas”, señaló.

¿Que opinas sobre esto?