JCE dice informe de la OEA reconoce derecho inalienable de la RD

Roberto Rosario.

El presidente de la Junta Central Electoral, Roberto Rosario, manifestó  que el informe rendido por la Comisión de la Organización de Estados Americanos (OEA), evitaron emitir juicios que comprometieran su imparcialidad, dejando claro su reconocimiento al derecho inalienable de República Dominicana, de establecer las políticas migratorias que soberanamente entienda.

Además, Rosario expresó  su preocupación  por el hecho de que aproximadamente el 60% de la población nacida en territorio haitiano no ha sido documentada por su propio Estado, y que por tanto, el Estado Haitiano, con esta actuación, le niega a sus propias personas el derecho al nombre, a la identidad y a la nacionalidad, lo que lo convierte en un Estado productor y exportador de potenciales apátridas, pero por interés y voluntad de los gobernantes de Haití.

Aclaró que cuando la Comisión dice reconocer “que existen personas en riesgo de no contar con ninguna nacionalidad reconocida”,  entiende que se refiere a quienes producto de la inconsecuencia del Gobierno de Haití, deambulan sin documentos que les identifiquen.

El funcionario indicó a la OEA, que al margen de que Haití documente a sus ciudadanos en su propio país, y que la República Dominicana concluya con la ejecución de la reforma migratoria en curso, es difícil que se produzcan conversaciones entre los dos Estados, sobre el tema de la migración.

El Presidente de la JCE destacó que ofreció un amplio detalle a los comisionados de la OEA  en relación a la auditoría realizada a los libros registros del Estado Civil, con todos los pormenores de la misma  y de cómo pudo corregir la documentación de una cantidad importante de personas que no sabían que sus documentos confrontaban inconsistencias.

De igual manera,  dijo que el Gobierno Haitiano, ha colocado al Gobierno Dominicano en una situación incómoda, al hacer acusaciones inverosímiles tan temerarias, como de provocar una supuesta crisis humanitaria, establecer supuestos campos de concentración, práctica de torturas, generar apatridas, deportaciones masivas, racismo y xenofobia, entre otras acusaciones, que acompañadas de un llamado al boicot del turismo nacional  y la intervención de organismos internacionales en asuntos internos, hacen poco probable retomar la mesa del diálogo.

Rosario entiende que la Organización de Estados Americanos debe contribuir a crear un clima propicio para reanudar las conversaciones entre los dos Estados vecinos y fronterizos.  En tal sentido, que previo a cualquier llamado a negociación o conversación entre las partes, la OEA  debe auspiciar una fase que obligue al Estado agresor haitiano a renunciar a esa campaña de odio y difamación contra RD que no contribuye a la convivencia pacífica.

Es decir, que para que existan condiciones para el diálogo entre ambos países, es prioritario que el Estado Haitiano resuelva el tema de la falta de documentación de sus nacionales en su propio territorio, donde, como hemos recalcado, cerca de un 60 por ciento de sus habitantes  no cuentan con ningún documento de identidad.

De igual manera, reiteró que Haití debe cesar  su campaña  internacional de Odio y difamación  contra  RD.

´´Se  debe  conseguir    que  el  Estado haitiano  cumpla  la obligación de documentar a sus nacionales, y garantizarles los derechos fundamentales en su país, ya que la irresponsabilidad en la gestión documental de sus habitantes, está generando un estado de inseguridad regional, que afecta a todos los Estados receptores de su emigración´´ añadió Rosario.

El funcionario resaltó que en el Informe de la Comisión Técnica de la Organización de Estados Americanos, OEA,  no hace referencia  al hallazgo de la supuesta crisis humanitaria, ni a los supuestos campos de concentraciones, supuestas torturas ni supuestas deportaciones masivas de personas de origen haitiano, como había denunciado el gobierno  del vecino estado en varios foros de  organismos internacionales.

El presidente del cabildo aclaró que si ese informe  no cita  esas acusaciones  que realiza  el Estado haitiano en el exterior, con el objetivo de  incentivar  el odio y la  xenofobia  contra  la República Dominicana, es porque los comisionados de la OEA no pudieron  comprobar que tales hechos ocurren en nuestro país.

¿Que opinas sobre esto?