Funcionarios Alto Manhattan truenan por muerte 98 ancianos en Centro Isabella

Funcionarios electos por el Alto Manhattan tronaron por la muerte de 98 ancianos el pasado viernes en el Centro Geriátrico Isabella, ubicado en la Avenida Audubon con la calle 192, en el vecindario de Washington Heights.

El congresista Adriano Espaillat, senador Robert Jackson, asambleísta Carmen de la Rosa, los concejales Ydanis Rodríguez, Mark Levine y la presidente del condado de Manhattan, Gale Brewer, coincidieron en solicitar una profunda y exhaustiva investigación ante el lamentable hecho.

“Pedimos una investigación inmediata porque aquí no se implementó la transparencia ni se le informó a la familia de los fallecidos, de lo que estaba sucediendo”, dijo Espaillat.

Añadió que el 14 de abril sostuvo una reunión virtual con la directiva del Centro, rogándole que compartieran con la familia informaciones y datos. “Ellos no lo hicieron y por esa razón debe haber una investigación sobre este Centro y otros similares en el estado”.

Por su parte, el senador Jackson expresó en un documento de prensa que “la culpa por estos muertos no sólo se puede echar a la institución, tenemos que cancelar cualquier recorte a residencias para personas mayores sin fines de lucro.

Estos centros quedarán vulnerables a COVID-19 por muchos meses después que termine el estado de emergencia, no pueden sobrevivir aún más recortes de los cuales ya les han dejado en un estado tan vulnerable mucho antes de la crisis”.

El concejal Rodríguez precisó “nosotros los políticos hemos estados trabajando, exigiendo y trayendo recursos. Este Centro desde el primer día, dijo, nos faltan equipos, máscaras.

Se lo dijimos a la ciudad, al estado y lamentablemente el ego de gente grande de diferencia jugó un papel para que no llegara la ayuda. Hoy sumamos las voces, investigación de las autoridades estatales y federales, porque se le falló de no proveerle los equipos que necesitaban en este lugar”, sentenció.

El gobernador Andrew Cuomo le pidió al “Centro” que informe sobre el número de muertes y el comisionado de Salud dijo que si se enteran que los números están siendo manipulados el establecimiento podría perder su licencia y hasta enfrentar cargos.

El alcalde Bill de Blasio calificó el número de fallecidos como “horrible”.

El Isabella fue fundado en 1875, el lugar alberga 705 camas y el mayor porcentaje de los internos es de la República Dominicana, informó una fuente de salud.

El pasado viernes la prensa neoyorkina dio a conocer el fallecimiento de 46 muertes confirmadas por el COVID-19 y 52 muertes adicionales sospechosas de tener el virus.

Los cadáveres estaban en un furgón refrigerado, estacionado frente al lugar, porque las funerarias habían tardado días en recoger los cuerpos, dijeron autoridades del Centro.

Una declaración publicada en el sitio web del “Centro” dice en parte que “se ha hecho todo lo que está a su alcance para mantener seguros a los residentes, pero se han visto perjudicados por la falta de pruebas disponibles, tuvimos problemas para asegurar las pruebas durante la primera parte de la pandemia”.

Por Ramón Mercedes

¿Que opinas sobre esto?