Fugitivo dominicano acusado por asesinatos de dos brasileños capturado en Boston

Fugitivo dominicano acusado por asesinatos de dos brasileños capturado en Boston.

Carlos Silva, un fugitivo dominicano de 32 años de dedad, que huyó durante 10 años, después de ser acusado por su participación en los asesinatos de dos brasileños en Boston en el 2003, fue capturado en el vecindario Hyde Park e instruido de cargos el viernes en la Corte Superior del Condado Essex.

Según los fiscales, Silva, está implicado en los homicidios de Christopher Carvallo y José Daveiga, el primero murió en un hospital paralizado, cuatro años después y el segundo instantáneamente, después de ser baleados en un tiroteo, ocurrido el 28 de abril del 2003 a las 2:30 de la madrugada, frente a una discoteca del barrio chino de Boston.

Los fiscales alegan que Silva, formaba parte de un grupo de pandilleros que dispararon  contra ambas víctimas. El dominicano, vinculado a una pandilla callejera en Boston, se comprometió a cooperar con la fiscalía para declararse culpable por conspiración y complicidad en los crímenes, pero en vez de acudir a la audiencia en la corte, huyó desde el 2006.

Se le dejó preso sin derecho a fianza, decisión que su abogado JW Carney Junior, no protestó en el tribunal y se negó a comentar sobre el caso.

Los investigadores dijeron que una de las víctimas, habría estado involucrada en un tiroteo anterior, en el que también participó Silva y era seguido junto al otro, para cobrar una venganza.

Fueron ubicados y asesinados a balazos, cuando salieron de la discoteca y se dirigían a un restaurante chino en busca de comida.

Ambas víctimas, estaban estacionadas a la espera del cambio de luz en un semáforo en la intersección de las calles Albany y Berkeley.

Los tiros impactaron la carrocería del vehículo y entonces, los brasileños salieron para tratar de huir del ataque, pero fueron perseguidos por los tiradores, uno de ellos, supuestamente Silva.

Carvallo murió en la escena y Daveiga, quedó paralizado durante cuatro años, al cabo de cuyo tiempo murió en el hospital Lemuel Shattuck de Jamaica Plain en Boston.

Una hermana de Carvallo, dijo en la corte que “él, sufrió durante cuatro años conectado a una máquina y paralizado, antes de morir”.

Silva, acordó con los fiscales declarar en septiembre del 2003, a cambio de ser acusado como encubridor de los asesinatos y admitió su participación en el asesinato ante un Gran Jurado, según un comunicado de la fiscalía.

Pero en la víspera de la audiencia, él y otro acusado, el dominicano Danny Fernández, desaparecieron sin  dejar rastros.

Los fiscales tuvieron que desestimar los cargos de asesinatos contra dos de los tres acusados.

¿Que opinas sobre esto?