Faña sugiere al gobierno no abandonar al productor dominicano

El Presidente del Frente Agropecuario del Partido Revolucionario Moderno, informó que producto de la inclemente pandemia del Covid19 en la República Dominicana, la situación del sector alimentario se tambalea, entre el desencanto, la desesperación y la decepción, bajo el conocimiento de las autoridades de que los productores están perdiendo millones de pesos porque no han podido comercializar gran parte de sus cosechas.

El agrónomo Leonardo Faña dijo que hoy en día, la cadena de distribución de alimentos está colapsada por las medidas de confinamiento y la falta de compradores, las fábricas de quesos están cerradas, así como los hoteles, los mercados nacionales, el mercado haitiano, las exportaciones están clausuradas originando grandes pérdidas de frutas y vegetales, los invernaderos sufren el cierre de los mercados internacionales ya que están restringidos por las limitaciones impuestas al transporte aéreo.

Aseguró que igualmente están paralizados los mercados de bananos y piña, los productores de pollos y huevos están con el grito al cielo, los de cerdo están al límite de su capacidad de almacenamiento refrigerado y es de extrema urgencia la intervención del gobierno.

Comenta que la paradoja de todo lo expuesto, es que mientras las cosechas están a punto de perderse por el colapso de los canales de distribución, el país necesita más que nunca de estos productos para alimentar una población con emergencia de comida y ayuda, para enfrentar el drama de esta epidemia.

El profesional agrario consideró que las dificultades creadas por el Coronavirus y las negligencias del gobierno han convertido la tragedia en episodios politiqueros, poniendo en riesgo la vida y el justo sobrevivir de las familias dominicanas. Aseguró que para aliviar la carga se requieren acciones inmediatas de parte de las autoridades gubernamentales, sobre todas acciones responsables sin bultos ni simulacros.

Señaló, que el gobierno anda repartiendo funditas que no cubren ni compensan las necesidades alimenticias del pueblo, hay que garantizar una buena alimentación a la gente para que puedan mantener una buena salud, que les permita soportar la dura realidad de esta crisis.

Faña recomendó al presidente Danilo Medina escuchar las sabias orientaciones del próximo presidente Luis Abinader en interés de solucionar esta crisis, así como, evitar un desabastecimiento de productos, porque si esto sigue como va y no se toman las medidas pertinentes, la situación se podría empeorar en detrimento del pueblo y del gobierno mismo y por ello hace las siguientes sugerencias:

1. Auxilio urgente a los productores nacionales sin escatimar esfuerzos ni recursos, comprándole los alimentos en cosecha.

2. Establecer compensaciones urgentes a los productores que ya han perdido, para evitar que abandonen sus predios, lo que originaría un desabastecimiento de alimentos sin precedentes en los días por venir.

3. Elaborar con extrema urgencia un programa de producción alimentaria de cultivos de ciclo corto, con la necesaria participación de profesionales del sector que están dispuestos a contribuir con la patria, nombrando los 2,872 profesionales cancelados, integrándolos a los 5,400 que laboran en las instituciones públicas y proporcionándoles a todos: transporte, combustibles y su debida logística.

4. Instalar, en cada oficina regional del Ministerio de Agricultura, una mesa de trabajo donde los productores puedan informar los productos que estén a punto de cosecha.

5. Establecer, en la sede central del Ministerio de Agricultura, una mesa de trabajo para canalizar demandas de productos por el pueblo, de parte de agroindustrias, exportadores, colmados, almacenes y supermercados.

6. Bajo la coordinación Del Instituto de Estabilización de Precios (INESPRE), los programas sociales del gobierno, los líderes comunitarios y las iglesias, organizar un sistema de compra diaria de productos agropecuarios y cuyo pago se realice a través del Banco

Agrícola y el Banco de Reservas de manera que el que compre lo pague, para garantizar una mayor transparencia.

7. Establecer que cuando los supermercados y empresas distribuidoras no puedan comprar directamente al productor, el INESPRE y al programa, puedan vender a los supermercados y distribuidores que se registren para tales fines, parte de los productos adquiridos a los agricultores.

8. Entregar una parte de la producción adquirida a los programas sociales y programas de suministro de alimentos organizados bajo las condiciones de emergencias que estamos viviendo, a través de las iglesias, las juntas de vecinos y líderes comunitarios.

9. Apoyar los productores de pollos y cerdos con el pago de la refrigeración requerida en instalaciones privadas existentes y autorizar el uso de las facilidades de refrigeración del MERCA Santo Domingo y

ponerlo al servicio de este sector.

10. Incluir, en las compras del INESPRE la producción de queso producido por las pequeñas queserías de manera tal, que la leche tenga salida a nivel local.

11. En el caso de las frutas y vegetales explorar con las agroindustrias del país las posibilidades de su procesamiento y transformación en conservas.

¿Que opinas sobre esto?