Estados Unidos registró 2.108 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, un nuevo récord diario

Trabajadores de la salud llevan los cuerpos de fallecidos en el Centro Médico Wyckoff Heights, en medio de la epidemia del COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, en el distrito de Brooklyn, en la ciudad de Nueva York, Nueva York, Estados Unidos. 4 de abril, 2020. REUTERS/Andrew Kelly/Archivo

De esta manera, la cifra total de decesos asciende a 18.621. En paralelo, la cantidad de casos positivos reportados superó los 500.000, lo que implica un incremento de más de 34.000 comparado con la víspera

Estados Unidos registró en las últimas 24 horas 2.108 muertes como consecuencia del Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. La cifra representa un nuevo récord diario para el país, y lleva la cantidad total a 18.621. Las cifras se desprenden del recuento de la universidad estadounidense Johns Hopkins, que provee estadísticas del avance de la pandemia a nivel global en tiempo real.

De esta manera, queda a 228 decesos de Italia, el país que encabeza la lúgubre lista. Considerando que el primero registra cifras mayores al millar desde mediados de la semana pasada y el segundo informara cifras sucesivamente estables a lo largo de los días -siendo la última 570- todo indica que el país norteamericano pasará a ocupar el primer lugar dentro de las próximas 24 horas.

En paralelo, la cantidad de casos positivos reportados superó los 500.000, lo que implica un incremento de más de 34.000 comparado con la víspera. Estados Unidos es desde hace días el país con más transmisiones, algo que el presidente Donald Trump achaca a el haber realizado una mayor cantidad de testeos per cápita que otros estados.

El epicentro de la pandemia en el país continúa siendo el estado de Nueva York. En su último reporte diario, el gobernador Andrew Cuomo informó que 777 personas murieron por coronavirus en el estado en las últimas 24 horas. La cifra supone un leve descanso con respecto al jueves, cuando se confirmaron 799 decesos. Hasta el momento, 7.844 han perdido sus vidas en el estado a raíz de la pandemia.

No obstante, las autoridades han destacado como aspecto positivo que durante los últimos días la cantidad de hospitalizaciones, indicador que permite determinar la efectividad de medidas impuestas con anterioridad, se han visto reducidas sustancialmente. Otros focos de la enfermedad en el país son las ciudades de Los Ángeles, Miami, King (en el estado de Washington), Detroit (en Michigan), y Chicago.

La mayoría de los 50 estados han impuesto medidas de aislamiento para reducir el avance de la pandemia. En total, 42 de los 50 estados, además de Puerto Rico y el Distrito de Columbia, han emitido decretos para obligar a sus ciudadanos a quedarse en casa, lo que supone que aproximadamente el 95% de la población estadounidense (unos 316 millones de personas) se encuentran recluidos.

El gobierno federal, por su parte, ha recomendado mantener la distancia social hasta el 30 de abril. No obstante, el el director general de salud pública del Gobierno estadounidense, Jerome Adams, advirtió este viernes que el país no podrá reabrir su economía por completo el 1 de mayo.

En una entrevista con la cadena Fox, Adams aseguró que la “mayoría del país” no podrá volver a la normalidad el 1 de mayo, a pesar de que algunos miembros de la Administración creen que es necesario reactivar el país para esa fecha. “La mayor parte del país no podrá (reabrir), para ser honesto, aunque algunas partes sí podrán”, manifestó Adams.

El funcionario argumentó que algunas partes de EEUU que se han visto menos impactadas por la pandemia podrán ir abriendo de manera escalonada a medida que se hacen test para detectar en qué zonas hay peligro de que se expanda el coronavirus. “Así es como reabriremos el país: de sitio en sitio, poco a poco, basándonos en los datos”, detalló Adams.

El presidente de EEUU, Donald Trump, se ha mostrado optimista sobre la reactivación de la economía y, hasta hace poco, quería que el país volviera a la normalidad el 12 de abril, domingo de Pascua, aunque luego aceptó que sería necesario esperar al menos hasta el 1 de mayo.

Este viernes, en una rueda de prensa, Trump pidió esperar a ver el desarrollo del virus en las próximas semanas y prometió que escuchará “con mucha atención” a sus asesores en temas de salud pública, aunque volvió a incidir en las ventajas económicas de acabar con el parón económico cuanto antes.

“Tendré que tomar una decisión, y solo le pido a Dios que sea la decisión correcta. Pero diría sin lugar a dudas, que es la decisión más importante que he tenido que tomar”, admitió.  infobae.com

¿Que opinas sobre esto?