Encuentran más de 3,000 cráneos en rancho en México

Las piezas servirán como evidencia en las investigaciones de búsqueda de personas desaparecidas

Redaccion
Mundo
craneos

En total se encontraron 3,669 restos óseos que fueron expuestos al fuego.

Autoridades del estado de Chihuahua dieron a conocer el hallazgo de 3,669 restos óseos, en un rancho ubicado en el municipio de Cuauhtémoc.

Al respecto, la Fiscalía General del estado indicó que se trata de pequeños fragmentos deteriorados y expuestos al fuego, por lo que los cuerpos fueron calcinados.

Las piezas fueron identificadas luego de cinco días de investigaciones en el lugar, y servirán como evidencia en las investigaciones de búsqueda de personas desaparecidas.

La localización se dio luego de una exhaustiva búsqueda que lleva más de un año, en un área del Rancho Dolores, ubicado a la altura de un campo menonita.

“Todas las evidencias fueron embaladas para su traslado al laboratorio de Ciencias Forenses, en donde serán procesados como parte de las investigaciones que permitan determinar a qué persona pertenecen”, agregó la Fiscalía.

Este no es el primer narcocementerio ubicado en Chihuahua, en donde los grupos del crimen organizado desaparecen a sus víctimas, pues tan solo unos días antes, se localizó otro predio en la capital del estado.

Más:  Cacería policial para capturar presunto violador que atacó dos mujeres en parque del Alto Manhattan

En este caso, fueron ubicados dos cuerpos enterrados, así como vestimenta de tipo militar. Pero eso no es todo, pues en el lugar fueron rescatadas dos víctimas, las cuales permanecían privadas de la libertad, además de lograr la captura de dos hombres y una mujer.

Cabe señalar que en esa entidad hay una fuerte presencia de los cárteles de Sinaloa y de Juárez, según reveló el Congreso de Estados Unidos en su último informe sobre crimen organizado en México.

En dicho informe, también reconocen que miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) disputan el territorio, convirtiendo a Chihuahua en una auténtica zona de guerra, en donde cada vez es más frecuente el hallazgo de fosas y cementerios clandestinos como este.