En medio del llanto, Sabrina revela que muchas marcas le dieron la espalda por ser una mamá con tatuajes

Redaccion
Famosos
Sabrina Gomez

Alegre, llena de energía y sumamente profesional, así conocen a la comunicadora Sabrina Gómez, quien desde hace meses forma parte de Alofoke Rafio Show. A pesar de su personalidad, relata que ha tenido que pasar por situaciones complicadas que la han frustrado, tanto en el ámbito personal como profesional.

«Yo vengo de la TV y de la radio, un esquema un poco más cerrado que las redes sociales», cuenta Gómez, para iniciar su relato sobre las complicaciones que tuvo para conseguirle una cuna a su bebé, Marcos, debido a que, al momento de su hijo nacer, ella no estaba en el «top» de su carrera.

Sabrina expresa que se sintió «frustrada» al verse sin nada y tener que «plagosearle» a algunas tiendas por medio de correos para conseguir una camita para que su hijo pudiera dormir. Recordó que en ese momento, tanto ella como su esposo contaban con un solo trabajo.

Más:  «¡Gloria a Dios, gloria a Dios!» Así reaccionó Amelia Vega por la clasificación del equipo de su esposo Al Horford a la final NBA

«Tenía 10 años buscando a Marcos. Tengo tatuajes por todas partes, y las marcas no querían relacionarse con eso y lo respeto, y hasta lo acepté», indicó al expresar que se siente bien rechazar a esas marcas que ahora la llaman para darle publicidad.

Sabrina indicó que ella sabe lo que vale y que cuando dice que se admira es porque en verdad «hay que dármela», porque a pesar de todos los inconvenientes ha salido adelante.

Culminó diciendo que por las redes y la televisión la gente vende una «movie», cuando en ocasiones hay muchos que están sufriendo detrás de la pantalla.