Empleado dominicano de bodega asesina en defensa propia ex convicto que lo agredió por papitas fritas

Redaccion
Mundo
Jose Alba Empleado dominicano de bodega asesina

Sangrienta imagen del momento en que el empleado dominicano de la bodega, José Alba, asesina al ex convicto Austin Simon después que la víctima entró detrás del mostrador agrediendo al empleado. (Fotos NYPD).

BBG pide liberación

José Alba, un empleado dominicano de 51 años de edad en la bodega “Blue Moon Convenient Store Corp” en la calle 139 y avenida Broadway en el vecindario Hamilton Heitghs  del Alto Manhattan, asesinó el viernes en la noche en defensa propia al ex convicto afroamericano Austin Simon de 37, cuando la víctima invadió el negocio atacando al trabajador.

Simon, fue buscado por una mujer cuya relación con él se desconoce después que ella entró a la bodega en busca de papitas fritas pero no tenía el dinero completo, y Alba, no autorizado para fiar, le negó la mercancía.

Alba está acusado de asesinato y posesión criminal de un arma y fue dejado preso en la cárcel de Rikers Island imponiéndole una fianza de $250 mil dólares en efectivo y una citación para regresar a la corte criminal de Manhattan mañana jueves 7 de julio.

Enojada, la mujer salió a la calle y llevó a la bodega a Simon quien se metió en el área interior del mostrador donde insultó, amenazó y empujó agarrándolo por el cuello a Alba que tomó un cuchillo y lo apuñaló en el cuello y el pecho matándolo.

Las cruentas imágenes del asesinato fueron divulgadas por la policía ayer martes en un video de la cámara de seguridad del negocio, propiedad de un comerciante yemení.

De inmediato, el Grupo de Bodegueros y Pequeños Negocios de Nueva York, dirigido por el empresario y activista Francisco Marte (Frank), reaccionó en defensa de Alba pidiendo su liberación sin cargos diciendo que la muerte del ex convicto que según  medios locales  había estado preso  por atracos, robos, asaltos y armas en la cárcel de Rikers Island, fue provocada y que el empleado se defendió para que el agresor no lo matara.

Marte, quien supervisó anoche el negocio, escena del homicidio, se comunicó con este reportero para informar que BGG está exigiendo una investigación justa de la policía y que las imágenes del video hablas por sí solas.

“Está muy claro que fue una muerte en defensa propia por lo que no hay justificación para que el señor Alba haya sido acusado por la policía”, añadió Marte.

Más:  Acusan de 303 cargos a dominicanos y afroamericano que robaron 300 carros con alta tecnología enviados a RD

Dijo que habló con el propietario de la bodega quien le explicó que no desconoce los detalles del mortal incidente.

Alba llevaba varios años trabajando en la bodega situada en una zona plagada de drogas, pandillas y violencia armada.

La mujer de las papitas no ha sido identificada.

“Este incidente sangriento es parte de la situación de inseguridad pública que prevalece en la ciudad y que nosotros, los bodegueros, a diario estamos en riesgo de ese tipo de ataques, porque cuando no podemos satisfacer una exigencia de ellos, acuden a la violencia para demostrar que son los más fuertes y que no les importa la justicia”, agregó Marte.

Reclamó que Alba debe ser liberado porque lo que hizo fue defender su vida amenazada por el ex convicto.

Alba estaba atendiendo a los clientes desde detrás del mostrador en el momento en que Simon entró al área restringida del establecimiento y le fue encima al empleado.

El video muestra al ex convicto gritándole y empujando a Alba contra uno de los anaqueles, ambos caen al piso pero en esa escena no se ve a ninguno de los dos, hasta que el dominicano se levanta con el cuchillo ensangrentado en la mano y una herida en el ante brazo que al parecer, se la hizo Simon antes de que lo matara.

Simon fue llevado al Hospital de Harlem, donde fue declarado muerto.

El enfrentamiento de Alba y Simon se produjo a las 11:00 de la noche del viernes cuando una mujer entró a la tienda con un niño para comprar las  papas fritas, confirmó la policía que comprobó que la compradora no tenía dinero y convocó a Simon para que le exigiera a Alba.

La policía que respondió a los informes de un asalto en la bodega arrestó a Alba y lo acusó de asesinato y posesión criminal de un arma.

Alba quedó detenido en la cárcel de Rikers Island en Queens  con una fianza de $250.000 dólares y debe regresar a la corte criminal de Manhattan mañana jueves.

Por Miguel Cruz Tejada