El derecho que tengo a una pensión como periodista

Luis D. Sanatamaria

El Jacaguero

Por Luis D. Sanatamaria

PUERTO PLATA, RD.- Felicito a todos los periodistas que fueron pensionados por el Poder Ejecutivo porque son merecedores de eso y más, ahora debo elevar mi voz de protesta por la injusticia que se ha cometido conmigo y eso lo sabe la dirección del colegio Dominicano de Periodistas (CDP).

Luis D. Sanatamaria

Conmigo se ha cometido una gran injusticia que yo la atribuyo a retaliación política por la posición asumida por mi en contra de la candidatura oficialista a través de los artículos de opinión de mi autoría que se publican en distintos medios digitales e impresos nacionales e internacionales.

De la única manera que se justifica mi exclusión desde hace alrededor de seis años del listado de comunicadores que el CDP presenta a la consideración del Poder Ejecutivo para ser pensionados.

El compañero Vicente Hernández y yo, con más de 40 años de ejercicio profesional del periodismo, sin vacaciones hemos sido excluidos años tras años del listado, yo diría de manera intencional de la lista.

He visto como han sido beneficiados con una pensión de RD$35,000.00 mensuales a periodistas, con muy poco tiempo de ejercicio, mientras que los que verdaderamente deberían ser pensionados son echados a un lado sin ningún tipo de justificación..

El presidente del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Aurelio Henríquez conoce mejor que nadie cual es mi situación de salud, ya que padezco de divertículos en el Colon, sufro de hipertensión arterial, diabetes además hace algunos años sufrí un ACV hemorrágico.

Tengo 59 años de edad y me inicie en el periodismo en el año de 1969 cuando cursaba apenas el séptimo grado de la educación primaria en mi pueblo natal, Monte Plata como corresponsal del noticiario Noti-Tiempo, de Radio Comercial y el vespertino El Nacional.

Mis habilidades y olfato periodísticos me permitieron luego de haber concluido el bachillerato en 1974 en mi pueblo ingresar a la Universidad Autónoma de Santo domingo (UASD) para continuar la carrera de comunicación social.

Eso fue en el año 1975, consiguiendo trabajo en la redacción central, tanto de Noti-Tiempo como en El Nacional, en la edición que iba a Nueva York. Cuando iba a salir a la luz pública el periódico HOY fui llamado para formar parte del equipo de redactores de ese importante rotativo.

Junto a los veteranos periodistas Max Reynoso (fallecido), Héctor J. Cruz (editor deportivo del Listín Diario) y Tomás E. Montas formamos parte de las redacción deportiva. También he laborado en el desaparecido noticiario Radio Mil Informando, de Radio Mil, Noticiario Popular, de Radio Popular y el periódico El Caribe.

Formé parte del equipo de redactores del desaparecido noticiario Informativo Cordillera. En fin mi dilatada carrera periodística de más de 40 años y afectado en mi salud soy merecedor de la pensión que por mezquindad política es sido privado durante los últimos seis años.

Con este resumen de mi carrera periodística, no quiero que se crea que estoy mendingando mi pensión, sino exigiéndola porque legalmente soy merecedor de ella, al igual que todos los colegas que han sido beneficiados con esta justa reivindicación social a que somos merecedores al disminuir a causa del tiempo nuestra fuerza laborar. Ya que pensión me corresponde por antigüedad y por haber dedicado la mayor parte de mi vida a esta noble y riesgosa profesión. .

Quiero agradecer públicamente a los amigos Alex Jiménez, director-propietario de PRIMICIAS y a Saúl Pimentel, director del diario digital ALMOMENTO.NET porque me abrieron las puertas de esos importantes para que continuara exponiendo mis puntos de vista sin censura sobre los acontecimientos políticos y sociales que se producen en el país.

En el semanario PRIMICIAS tengo mi columna que se publica todas las semanas y en ALMOMENTO.NET también tengo mi espacio para exponer mi opinión, sin agredir e insultar a nadie. Es algo que me he ganado por mi respeto a todos los sectores sociales del país.

Eso es algo que agradezco grandemente a los amigos Alex Jiménez y Saul Pimentel. En fin lo que quería era exponer para que todos se enteraran de la situación adversa que se ha producido conmigo con las pensiones que anualmente concede el gobierno a diversos periodistas del país.

Recuerdo que hace algunos años el compañero Vicente Hernández y quien escribe, ambos con más de 35 años de ejercicio profesional interrumpidos fuimos colocados en la lista del CDP juntos al fenecido José Alberto Sánchez (Sanchito) para ser beneficiados de una pensión digna, sin embargo ha ido transcurriendo el tiempo y no se nos ha tomado en cuenta.

Quizás a mi me objeten por mi posición adversa al partido de gobierno, pero no así con el compañero Hernández actual secretario general de la seccional del CDP en Monte Plata.

A mi no se me ha tomado en cuenta por mi firme posición en contra de la candidatura presidencial oficialista a través de los artículos de opinión que publico periódicamente a través de distintos medios digitales e impresos nacionales e internacionales.

He estado presente en los últimos 40 años en la lucha reivindicativas de los periodistas dominicanos desde el desaparecido Sindicato Nacional de Periodistas Profesionales (SNPP), transformado en lo que es hoy el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

Soy de los gestores junto a periodistas de la talla de Emilio Herasme Peña, Lipe Collado, Pedro Caba, Elsa Exposito, Margarita Cordero, Manuel A. Núñez Grassal, Juan Bolivar Díaz, Altagracia Paulino, Sandra Meyers, William Rosa, Sergio Ortíz Aquino, Osvaldo Santana, Marino Mendoza, Luis José Chavez, Pedro Ventura Santana, el Padre José Luis Alemán y otros muchos más de Colegio Dominicano de Periodistas.

Ah también he formado parte de la redacción de la desaparecida revista Análisis que editaba el poeta Cándido A. Gerón. Además es sido articulistas del desaparecido vespertino La Noticia y de los periódicos digitales El Nuevo Diario, El Puerto, Cuentas Claras Digital, Mundo Quisqueyano, Vigilante Informativo, Ciudad Oriental, en fin un periodista a tiempo completo.

El autor es periodista. Reside en Monte Plata

¿Que opinas sobre esto?