EEUU acusa a China y Rusia de cooperar para divulgar falsedades sobre el coronavirus

Viajeros usan mascarillas mientras caminan afuera de una estación de tren en Yichang, en la provincia de Hubei, en el sur de China, el martes 21 de enero de 2020

Estados Unidos acusó este viernes a China y Rusia de incrementar su cooperación para divulgar un relato falso de la pandemia del nuevo coronavirus, y dijo que Pekín aplica cada vez más técnicas perfeccionadas por Moscú.

“Incluso antes de la crisis del COVID-19 habíamos evaluado un cierto nivel de coordinación entre Rusia y la RPC (República Popular China) en el ámbito de la propaganda”, dijo Lea Gabrielle, coordinadora de una dependencia del Departamento de Estado que se encarga de rastrear la propaganda extranjera.

“Pero con esta pandemia la cooperación se ha acelerado rápidamente”, dijo Gabrielle a la prensa.

Según la coordinadora, esos dos Estados buscan influir sobre la opinión pública para generar un relato de la pandemia que sirva “a sus propios fines”.

Esa dependencia del Departamento de Estado, el Global Engagement Center, había informado en febrero que miles de cuentas ligadas a Rusia en las redes sociales propaganda manera coordinada teorías conspirativas según las cuales Estados Unidos está detrás del brote del virus COVID-19.

China también enfureció a Estados Unidos cuando un portavoz de ministerio de Exterior escribió un tuit que, sin fundamentos, decía que el ejército estadounidense había llevado el coronavirus a Wuhan, ciudad donde se originó la pandemia.

A finales de marzo, y luego de una conversación telefónica entre Donald Trump y Xi Jinping, ambas potencias alcanzaron una tregua informal.

Las tensiones, sin embargo, aumentaron nuevamente luego de que el gobierno de Trump acusó a las autoridades chinas de haber tardado en alertar al mundo de la pandemia y de haber disimulado su amplitud, haciéndolas “responsables” de la propagación planetaria del virus, la muerte de cientos de miles de personas y la inédita crisis económica actual.

Además, Trump y su Secretario de Estado, Mike Pompeo, insisten en sus sospechas que el virus se habría originado en un laboratorio en China, algo que tanto la Organización Mundial de la Salud como el principal asesor científico de la Casa Blanca descartan por falta de pruebas.

Pompeo “no puede presentar pruebas”, respondió la diplomacia china, “porque no tiene ninguna”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se puso del lado de Pekín al denunciar este viernes en una llamada con Xi “las tentativas de ciertas fuerzas de utilizar la epidemia como pretexto para acusar a China”, según la agencia oficial Xinhua. “Rusia apoyará firmemente a China”, añadió.

Según el Global Engagement Center, China ha vuelto a intensificar su campaña de información online en defensa de su manejo de la pandemia, que se ha cobrado la vida de 270.000 personas en todo el mundo.

“Pekín se está adaptando en tiempo real y utilizando cada vez más técnicas que Moscú aplica hace largo tiempo”, agregó Gabrielle.

¿Que opinas sobre esto?