Bengoa afirma que ahora se paga menos impuestos a los combustibles que en 2001

Vicente Bengoa Albizu

El Jacaguero

SANTO DOMINGO, RD.- El licenciado Vicente Bengoa Albizu afirmó que la Ley 112-00, mediante la cual se estableció el impuesto a los combustibles, fue obra del gobierno de Hipólito Mejía, y aseguró que en términos porcentuales este gravamen es menor ahora que en el 2001.

Bengoa Albizu  también reiteró que la generosidad y solidaridad que con República Dominicana y todo el Caribe ha mostrado el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha permitido que el país pueda hacer frente a los elevados precios alcanzados por los derivados del petróleo en los últimos años, gracias al financiamiento de una parte de la factura que varía según suba o baje el precio del barril del crudo.

Al referirse a la deuda externa, aseguró que el actual gobierno del PLD que encabeza el presidente Leonel Fernández, logró mejorar la composición de la deuda que heredó del gobierno de Hipólito Mejía, reduciendo de 20% a solo 3% el

Vicente Bengoa Albizu

componente privado de las acreencias externas del país.

El licenciado Bengoa Albizu, quien fuera ministro de Hacienda durante casi siete  años,  consideró injustas las críticas que atribuyen un excesivo interés fiscalista al Gobierno en el caso de los impuestos a los combustibles, que Hipólito Mejía  hizo aprobar en el Congreso que controlaba en noviembre del 2000, apenas accedió al Gobierno.

Sostuvo que en términos porcentuales, el impuesto a los combustibles es ahora menor que el que se pagaba en los primeros años de su aplicación.

Se trata, recuerda, de un impuesto específico, con un monto fijo que entonces era de 18 pesos para la gasolina Premium y de 15 para la regular. La ley también establece que ese monto debe ser indexado cada tres meses, es decir, que es la propia ley que obliga a la revisión periódica del monto del gravamen para incorporarle la variación en el índice de precios al consumidor.  Quiere decir que si la inflación es de 10%, en ese mismo porcentaje la ley manda a subir el impuesto.

En enero de 2001, el precio de la gasolina premiun era de 38.65 pesos, por lo que el impuesto de 18 pesos por galón equivalía a 46.6% del precio, es decir, que casi la mitad del precio que pagaban los consumidores por un galón de gasolina iba para las arcas del Gobierno. En el caso de la gasolina regular, que costaba entonces 33.80 pesos, los 15 pesos del impuesto específico suponían el 44.83 % del precio total.

Recordó que debido a la reforma tributaria que eliminó una parte considerable de los impuestos en Aduanas, se tenía que transferir a Impuestos Internos los gravámenes eliminados, pero la mayoría congresional que en ese entonces tenía el PRD incorporó a los combustibles un nuevo impuesto, esta vez  16  por ciento ad valoren. Esto ocurrió en 2005.

Señaló que los precios vigentes actualmente son de RD$227.50 la gasolina Premium y RD$211.10 para la regular.  Sumando ambos impuestos, el específico y el ad valoren, el monto del impuesto en la gasolina premium es de RD$63.23, equivalente al 35.6 % del precio total, y en la regular es de  RD$55.95, equivalente al 33.6%, muy inferior al 46.6% que pagaba la Premium y el 44.8% de la regular.

Es decir, que el componente impositivo en los precios de las gasolinas es actualmente muy inferior en términos porcentuales al vigente durante la administración de Mejía.

ACUERDO DE PETROCARIBE

Sobre el acuerdo de cooperación energética Petrocaribe, firmado con Venezuela en el 2005, Bengoa Albizu reiteró la generosidad mostrada por  el presidente venezolano y su voluntad solidaria con los países de la región.

Recordó que el acuerdo dispone que República Dominicana debe pagar el precio de los derivados del petróleo a la cotización del mercado,  aunque con un componente importante de financiamiento concesionario a largo plazo y bajísimo interés de 1%  anual, que ha sido básico para que el país pudiera enfrentar con éxito los elevados precios del crudo.

Explicó que Petrocaribe financia un porcentaje del precio del  petróleo que va desde el 5% cuando el barril cuesta 15 dólares, hasta 70% si alcanza los 150 dólares el barril. Actualmente, que el precio está por encima de US$100, el financiamiento es de 60%.

Esto quiere decir que por cada galón que compra la Refinería Dominicana de Petróleo, le entrega a PDVSA un 40 % del precio, y al ministerio de Hacienda, en efectivo, el 60%.

Si bien supone una deuda para el país, que actualmente supera los US$2,500 millones, convirtiendo a Venezuela en nuestro principal acreedor,  es bueno recordar que es a 25 años, al 1% de interés anual, con dos años de gracia durante los cuales no se paga nada. Además se puede pagar con bienes y servicios, por lo que se estimula la producción local, subrayó Bengoa Albizu.

Reveló que el país ha vendido una gran cantidad de productos a Venezuela dentro del marco de Petrocaribe.  El año pasado se pagaron  US$59 millones, y para este año el monto a pagar es de US$74 millones. Sin embargo, hay demanda de productos dominicanos desde Venezuela por US$200 millones.

La ventaja de este mecanismo de pago es que los productores criollos que ganan los concursos que se hacen para vender a Venezuela, entregan sus productos allá, y aquí Hacienda les paga en pesos.

DEUDA Y CRECIMIENTO

Durante una exposición en el programa de televisión Presente, Pasado y Futuro, el licenciado Bengoa explicó que el país logró un crecimiento destacado a nivel mundial durante el 2009, cuando prácticamente todos los países del mundo decrecieron, debido a la asistencia financiera del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Recordó que tras recibir el país en crisis en el 2004, el gobierno logró un de crecimiento de más de 9% en los tres años siguientes. Sin embargo, en 2008 la crisis mundial generada por los elevados precios de los alimentos, materias primas e insumos, incluyendo al petróleo que alcanzó los 140 dólares, obligó al gobierno dominicano a adoptar una política restrictiva que frenó la economía de tal manera, que de un crecimiento promedio de 7.7% en el primer semestre de 2008, se redujo a 2.9% en el segundo semestre.

En el 2009 bajó el petróleo de 140 a 41 dólares el barril, y con ello se redujo a menos de la mitad el financiamiento de Petrocaribe, lo que se sumó a la caída de ingresos por las restricciones a la economía, generando una caída brusca, de 24 mil millones de pesos de los ingresos con relación a las estimaciones presupuestarias.

Es ante ese panorama que el BID, el BM y el FMI, que reconocieron que el país, con una deuda de 17%  del PIB tenía capacidad de endeudamiento, informaron  que tenían disponibles 2000 millones para que el gobierno los invirtiera en obras para reactivar la economía, si accedía a un acuerdo con el FMI. El acuerdo se firmó y la economía comenzó enseguida a ir a más.

Esta situación, junto con Petrocaribe, permitió al Gobierno de Fernández mejorar la calidad de la deuda y reducir el componente privado de la misma hasta colocarla en un 3%, luego de que el gobierno del PRD en promedio durante los cuatro años la había elevado al 20%. Reconoció que esta administración también ha colocado bonos soberanos, pero a más de diez años y 7% de interés.

¿Que opinas sobre esto?