Demo

Al menos 200 personas fueron arrestadas en UCLA el jueves, lo que eleva el total nacional de arrestos a más de 2.000 en decenas de campus universitarios desde que la policía despejó un campamento en la Universidad de Columbia a mediados de abril, según un recuento de The Associated Press.

Se han producido manifestaciones (y arrestos) en casi todos los rincones del país. Pero en las últimas 24 horas, han llamado más la atención en la Universidad de California, Los Ángeles, donde se desarrollaron escenas caóticas el jueves por la mañana cuando agentes con equipo antidisturbios se lanzaron contra una multitud de manifestantes.

La policía retiró las barricadas y comenzó a desmantelar el campamento fortificado de los manifestantes en UCLA después de que cientos de manifestantes desafiaron las órdenes de irse, algunos formando cadenas humanas mientras la policía disparaba granadas aturdidoras para dispersar a la multitud.

Al menos 200 personas fueron arrestadas en UCLA, dijo el sargento Alejandro Rubio, de la Patrulla de Caminos de California, citando datos del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles. Rubio dijo que los arrestados estaban siendo fichados en el complejo penitenciario del condado cerca del centro de Los Ángeles. La policía determinará si hay cargos que presentar.

Los trabajadores ingresaron al antiguo campamento el jueves por la mañana y comenzaron una limpieza exhaustiva. Las excavadoras recogieron bolsas de basura y desmantelaron las tiendas de campaña. Algunos edificios estaban cubiertos de grafitis.

protestas contra la guerra en Gaza en universidades de EEUU1
Captura de pantalla. Twitter / @theblaze

Los arrestos se produjeron después de que los agentes pasaran horas amenazando con arrestos por altavoces si la gente no se dispersaba. Una multitud de más de 1.000 personas se había reunido en el campus, incluso dentro de un campamento de tiendas de campaña con barricadas. Los manifestantes y la policía se empujaron y pelearon cuando los agentes encontraron resistencia. Un video mostró a la policía quitándoles los cascos y las gafas a los manifestantes mientras eran detenidos.

Mientras los helicópteros de la policía sobrevolaban, el sonido de las granadas aturdidoras, que producen una luz brillante y un ruido fuerte para desorientar y aturdir, atravesó el aire. Los manifestantes corearon a los agentes: “¿Dónde estuviste anoche?”. El martes por la noche, los contramanifestantes atacaron el campamento y la administración de UCLA y la policía del campus tardaron horas en responder.

Campamentos de tiendas de campaña de manifestantes que piden a las universidades que dejen de hacer negocios con Israel o con empresas que, según dicen, apoyan la guerra en Gaza se han extendido por los campus de todo el país en un movimiento estudiantil como ningún otro en este siglo. Las consiguientes medidas represivas policiales se hicieron eco de acciones de hace décadas contra un movimiento de protesta mucho más amplio que se manifestaba contra la guerra de Vietnam.

Entre ellos se encontraba un profesor universitario de Illinois que dijo que sufrió de múltiples costillas rotas y una mano rota durante una protesta pro Palestina el sábado en la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri.

El video de un transeúnte muestra el arresto de Steve Tamari, profesor de historia en la Universidad del Sur de Illinois en Edwardsville. Parece estar acercándose para tomar videos o fotografías de los manifestantes detenidos cuando varios oficiales lo derriban bruscamente.

Tamari dijo en un comunicado el jueves que era “un pequeño precio a pagar por el actual genocidio de Israel en Gaza”.

Funcionarios de la Universidad Stony Brook de Nueva York en Long Island dijeron que 29 personas fueron arrestadas la madrugada del jueves, incluidos estudiantes, miembros del cuerpo docente y otras personas “fuera de nuestra comunidad universitaria”. En la ciudad de Nueva York, funcionarios de la Universidad Fordham dijeron que 15 personas fueron arrestadas después de empujarse hacia el interior del vestíbulo de un edificio en el campus de la escuela en el Lincoln Center.

Diecisiete personas fueron arrestadas el miércoles por cargos de allanamiento de morada en la Universidad de Texas en Dallas después de que los manifestantes se negaron a cumplir con las órdenes policiales de retirar un campamento de la acera principal de la escuela, dijo el jueves una portavoz de la universidad en un comunicado.

La policía en la Universidad de Yale arrestó a cuatro personas, incluidos dos estudiantes, el miércoles por la noche después de que alrededor de 200 manifestantes marcharan hacia la casa del presidente de la escuela y el departamento de policía del campus, dijeron funcionarios de la escuela. Los manifestantes ignoraron las repetidas advertencias de que no podían ocupar partes del campus sin permiso, dijeron funcionarios escolares en un comunicado el jueves.

Más:  Amplían cuarentena en Nueva York hasta 15 de mayo

El grupo de protesta Occupy Yale dijo que la policía del campus fue violenta durante los arrestos y no emitió advertencias. El grupo publicó un video en Instagram que muestra a los oficiales tirando a una persona al suelo e inmovilizando a otra en una acera.

“Una protesta pacífica”, dijo Occupy Yale. “Los agentes de policía arrestaron, empujaron y maltrataron a la gente. ¿Es esto lo que llamas mantener seguro el campus?”

En Oregón, la policía comenzó a expulsar a los manifestantes pro palestinos de la Biblioteca Millar de la Universidad Estatal de Portland, que han estado ocupando desde el lunes.

Pintaron graffitis en el interior y derribaron o apilaron muebles para crear barricadas. Portland State dijo en las redes sociales el jueves que el campus permanecería cerrado debido a la actividad policial.

La presidenta de la universidad, Ann Cudd, dijo el miércoles que alrededor de 50 manifestantes abandonaron la biblioteca después de que los administradores prometieran no presentar cargos penales, expulsión u otras medidas disciplinarias si se marchaban pacíficamente, pero otros, incluidos los que no eran estudiantes, permanecieron. La policía de Portland dijo el jueves que 15 vehículos policiales fueron incendiados durante la noche. No quedó claro de inmediato si eso estaba relacionado con la protesta.

Mientras tanto, los funcionarios de la Universidad de Minnesota llegaron a un acuerdo con los manifestantes para poner fin a un campamento en el campus de Minneapolis. El presidente interino, Jeff Ettinger, dijo el jueves en un correo electrónico a la comunidad universitaria que los manifestantes acordaron no interrumpir los exámenes finales ni las ceremonias de graduación. Esto siguió a acuerdos similares en la Universidad Northwestern en los suburbios de Chicago y la Universidad Brown en Rhode Island.

protestas contra la guerra en Gaza en universidades de EEUU2
Agentes encargados de hacer cumplir la ley detienen a un manifestante mientras limpian el campamento de protesta en apoyo de los palestinos en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), en medio del conflicto en curso entre Israel y Hamas, en Los Ángeles, California, Estados Unidos. 2 de mayo de 2024. REUTERS/David Swanson

Mientras tanto, el rector de la universidad estatal de Florida ha ordenado a los presidentes de los campus que tomen todas las medidas necesarias para evitar la interrupción de las ceremonias de graduación, incluso en escuelas grandes como la Universidad de Florida y la Universidad Estatal de Florida.

También surgieron protestas fuera de los campus. El jueves, en Albuquerque, alrededor de dos docenas de manifestantes se sentaron en medio de una carretera bloqueando el acceso a una puerta principal en la Base de la Fuerza Aérea de Kirtland. El grupo ondeó banderas y prometió “cerrar todo” por la guerra en curso en Gaza.

Las protestas en UCLA parecían estar recibiendo la mayor atención. La televisión estatal iraní transmitió imágenes en vivo de la acción policial, al igual que la red satelital panárabe Al Jazeera de Qatar. También se transmitieron imágenes en vivo de Los Ángeles en las cadenas de televisión israelíes.

El presidente Joe Biden defendió el jueves el derecho de los estudiantes a manifestarse pacíficamente, pero denunció el desorden de los últimos días.

Israel ha calificado las protestas de antisemitas, mientras que los críticos de Israel dicen que utiliza esas acusaciones para silenciar a la oposición. Aunque algunos manifestantes han sido captados por las cámaras haciendo comentarios antisemitas o amenazas violentas, los organizadores de la protesta, algunos de los cuales son judíos, lo llaman un movimiento pacífico para defender los derechos de los palestinos y protestar contra la guerra.

Cientos de agentes de la Patrulla de Caminos de California invadieron el campus de UCLA la madrugada del jueves. Con protectores faciales y chalecos protectores, extendieron sus porras para separarlos de los manifestantes, que llevaban cascos y máscaras antigás y coreaban: “Ustedes quieren paz. Queremos justicia.”

La policía derribó metódicamente la barricada de madera contrachapada, paletas, vallas metálicas y contenedores de basura del campamento, y luego derribó docenas de marquesinas y tiendas de campaña. El número de manifestantes disminuyó a lo largo de la mañana, algunos se marcharon voluntariamente con las manos en alto y otros fueron detenidos por la policía.

La presencia de las fuerzas del orden y las continuas advertencias contrastaron con la escena del martes por la noche, cuando los contramanifestantes atacaron el campamento pro palestino, arrojando conos de tráfico, lanzando gas pimienta y derribando barreras. Los combates entre ambos bandos continuaron durante horas antes de que interviniera la policía. Nadie fue arrestado, pero al menos 15 manifestantes resultaron heridos. La tibia respuesta de las autoridades generó críticas de líderes políticos, estudiantes musulmanes y grupos de defensa.

Más:  Desaparece dominicano en el Alto Manhattan

El miércoles por la tarde, surgió una pequeña ciudad dentro del campamento reforzado, con cientos de personas y tiendas de campaña en el patio. Los manifestantes reconstruyeron las barreras improvisadas alrededor de sus tiendas de campaña mientras la policía estatal y universitaria observaba.

Algunos manifestantes rezaron oraciones musulmanas mientras se ponía el sol, mientras que otros coreaban “no nos vamos” o repartían gafas y mascarillas quirúrgicas. Llevaban cascos y pañuelos en la cabeza, y discutían las mejores formas de manejar el gas pimienta o el gas lacrimógeno mientras alguien cantaba por un megáfono.

Fuera del campamento, una multitud de estudiantes, ex alumnos y vecinos se reunieron en las escaleras del campus y se unieron a cánticos pro palestinos. Un grupo de estudiantes con carteles y camisetas en apoyo a Israel y al pueblo judío se manifestó cerca.

Un agente de la ley detiene a un manifestante en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), durante una protesta pro-palestina, mientras continúa el conflicto entre Israel y el grupo islamista palestino Hamas, en Los Ángeles, California, EE.UU., el 2 de mayo de 2024. REUTERS/Mike BlakeUn agente de la ley detiene a un manifestante en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), durante una protesta pro-palestina, mientras continúa el conflicto entre Israel y el grupo islamista palestino Hamas, en Los Ángeles, California, EE.UU., el 2 de mayo de 2024. REUTERS/Mike Blake

La multitud creció a medida que avanzaba la noche y más y más oficiales llegaban al campus.

Ray Wiliani, que vive cerca, dijo que vino a UCLA el miércoles por la tarde para apoyar a los manifestantes pro palestinos.

“Necesitamos adoptar una postura a favor”, dijo. “Suficiente es suficiente.”

El gobernador de California, Gavin Newsom, denunció el martes la demora en la respuesta de las fuerzas del orden y el canciller de UCLA, Gene Block, prometió una investigación. El director del sistema de la Universidad de California, Michael Drake, ordenó una “revisión independiente de la planificación de la universidad, sus acciones y la respuesta de las autoridades”.

“La comunidad necesita sentir que la policía los está protegiendo, no permitiendo que otros les hagan daño”, dijo Rebecca Husaini, jefa de gabinete del Consejo Musulmán de Asuntos Públicos, durante una conferencia de prensa el miércoles.

Mientras tanto, la policía despejó campamentos de protesta en escuelas de todo Estados Unidos, lo que provocó arrestos, o los cerró voluntariamente. En Nueva York, entre ellos se encontraban el City College de Nueva York, la Universidad de Fordham, la Universidad de Stony Brook y la Universidad de Buffalo. Otras a nivel nacional incluyeron la Universidad de New Hampshire en Durham, la Universidad del Norte de Arizona en Flagstaff y la Universidad de Tulane en Nueva Orleans.

El martes por la noche, la policía irrumpió en un edificio ocupado por manifestantes contra la guerra en la Universidad de Columbia, disolviendo una manifestación que había paralizado la escuela.

Varios policías detienen a un manifestante propalestino en la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), en Los Ángeles, California, EEUU. 2 mayo 2024. REUTERS/Mike BlakeVarios policías detienen a un manifestante propalestino en la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), en Los Ángeles, California, EEUU. 2 mayo 2024. REUTERS/Mike Blake

El capítulo de Columbia de la Asociación Estadounidense de Profesores Universitarios condenó el jueves a los dirigentes de la escuela por pedir a la policía de Nueva York que expulsara a los manifestantes. El capítulo decía que “el horrible ataque policial contra nuestros estudiantes” está ahora “vergonzosamente a la vista de todo el mundo”.

En la Universidad de Wisconsin en Madison, estalló una pelea la madrugada del miércoles después de que policías con escudos retiraron todas las tiendas de campaña menos una y empujaron a los manifestantes. Cuatro agentes resultaron heridos. Cuatro personas fueron acusadas de agredir a las autoridades.

Las manifestaciones universitarias a nivel nacional comenzaron en Columbia el 17 de abril para protestar por la ofensiva de Israel en Gaza, tras el mortal ataque de Hamas contra el sur de Israel el 7 de octubre. Los terroristas mataron a unas 1.200 personas, la mayoría de ellas civiles, y tomaron aproximadamente 250 rehenes. Israel, que prometió acabar con Hamas, ha matado a más de 34.000 palestinos en la Franja de Gaza, según el Ministerio de Salud (controlado por el grupo terroristas palestino).

Los campus universitarios estadounidenses se han convertido en un punto álgido, y los líderes escolares enfrentan un intenso escrutinio por su manejo de las acusaciones de antisemitismo y el derecho a la libertad de expresión. Los presidentes de Harvard y de la Universidad de Pensilvania dimitieron tras ser cuestionados en una audiencia en el Congreso sobre si los llamados en el campus al genocidio de judíos violarían la política de conducta de la escuela.

(Con información de AFP)

Avatar photo

El Jacaguero es una fuente de noticias en línea que se especializa en brindar a sus lectores las últimas novedades sobre la República Dominicana.

Comments are closed.