Agua elemento vital para la vida

Redaccion
Salud
propiedades agua

What’s your Reaction?
0
0
0
0
0
0

Es innegable que el agua es el elemento más importante para la vida. Es vital para el ser humano, así como para el resto de animales y seres vivos que nos acompañan en el planeta Tierra.

Los seres humanos estamos compuesto en gran medida por agua y tres cuartas partes del planeta tierra están formadas por este líquido. Resulta curioso que el 70% de la Tierra sea agua y que el 70% de nuestro cuerpo también sea agua.

Sin embargo el hombre abusa de este rico elemento en perjuicio de su propia especie. Se dice que el ser humano puede llegar a necesitar hasta 500 litros de agua potable al día, lo que supone un derroche extremadamente excesivo. De ahí que le estemos dando tanta importancia al agua para el desarrollo de la vida en el planeta.

¿Por qué es importante el agua para el ser humano?

Como hemos dicho antes, el 70 % del cuerpo humano es agua dulce, y por ello no puede estar sin beberla más de una semana sin poner en serio peligro la vida. Necesitamos comer, pero podemos estar varias semanas sin hacerlo.

El agua representa el 80% de la composición de la mayoría de los organismos e interviene masiva y decisivamente en la realización de sus procesos metabólicos; asimismo, desempeña un importante papel en la fotosíntesis de las plantas y sirve de hábitat a una gran parte de los seres vivos.

Cada 6 de octubre se celebra el Día Mundial del Agua, líquido elemental que ha posibilitado la vida en la Tierra. En lo que se refiera a nosotros, el género humano, además de beberla, la utilizamos en un sinnúmero de acciones cotidianas.

El Día Mundial del Agua fue proclamado por la ONU en 1992, hace 30 años, con el objetivo de remarcar que es fundamental para el desarrollo humano y la paz mundial.

Cada gota cuenta, ya que el agua es un recurso natural que hace posible el crecimiento y desarrollo de las especies. Este día busca fomentar la conciencia de las personas en todo el mundo, para que sepan la importancia de cuidar el agua, tan importante como el oxígeno, pues tampoco podemos vivir sin este.

Es por eso que el agua constituye uno de los grandes símbolos del cristianismo. La Biblia puede ser narrada como una historia del agua. Es su alfa y su omega: La palabra de Dios se abre con las aguas del Génesis y se cierra, en el último capítulo del Apocalipsis, con un río en la ciudad.

Estaba ahí, el agua no es creada por Dios. “El espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas”. Agua, aguas en plural, es una de las palabras más repetidas en la creación del mundo – Dios separa las aguas (las de debajo y las de encima del firmamento), las recoge en mares para crear la tierra seca, y finalmente ordena que “bullan” las aguas de peces y vida.

El termino agua aparece 582 veces en el Antiguo Testamento y cerca de 80 veces en el Nuevo. Pero no se agota allí el vocabulario referente al agua. Tenemos en la Biblia toda una constelación de términos en torno a este tema.

La palabra mar es de las más frecuentes (395 veces) en hebreo y 92 veces en griego. Estas y otras palabras expresan de una manera muy directa la experiencia humana y religiosa del agua.

Una forma gráfica de representarnos la importancia del agua en la Biblia es pensar que en el Antiguo Testamento este tema se encuentra en 1.500 versículos y en 430 del Nuevo Testamento.

Hay una terminología que se refiere al aprovisionamiento: pozo, canal, cisterna, aljibe; y también los términos que indican su uso: abrevar, beber, saciar la sed, sumergir (bautizar), lavar, purificar, derramar.

Otra se refiere a los fenómenos meteorológicos: lluvia (de otoño, de invierno, de primavera), rocío, escarcha, nieve, granizo, huracán. Geográfica: océano, abismo, mar, fuente, (agua viva), río, torrente, (inundación, crecida)./

What’s your Reaction?
0
0
0
0
0
0