10 posturas sexuales para penes grandes

Primero te trajimos las 10 posturas sexuales para los penes pequeños. Ahora vamos con los grandes. Existe la creencia errónea de que un pene más grande proporciona más placer. Si no es lo considerado un micropene (menos de 7 cm en erección) el hecho de que sea más o menos grande no influye en la estimulación que pueda dar a la vagina, aunque es cierto que si una  se siente especialmente excitada ante la  de un gran falo eso sí puede traer como consecuencia más placer.

Los penes grandes muchas veces dan más problemas que satisfacciones. Y una de las dificultades es buscar posturas en las que el sexo sea cómodo y placentero. Te compartimos algunas…

1. La lengua de gato

Antes de comenzar la  es imprescindible que la mujer esté en un punto muy alto de excitación. Esto es algo recomendable para todos los tamaños de pene pero imprescindible si el hombre tiene un gran miembro. Con la excitación, el útero femenino se eleva y la vagina se alarga dejando más espacio para el pene, además genera lubricación, facilitando así la penetración. El sexo oral es una excelente manera de llegar fácilmente a esta meseta de excitación sexual.

2. Las cucharas

Tumbados de lado, ella le da la espalda a él y es penetrada desde atrás. Es una postura tierna en la que el hombre puede acariciar todo el cuerpo de su pareja (¡incluido el clítoris!). Además, las nalgas de ella impiden que la penetración sea muy profunda.

3. El columpio

En esta postura, ella está encima y le da la espalda mientras él permanece sentado con las piernas estiradas y ligeramente separadas. La mujer controla la profundidad y el ritmo de la penetración y además puede acariciarse el clítoris. El hombre puede limitarse a disfrutar de las vistas y la sensación.

4. La mecedora

La mujer se sienta en cuclillas sobre el hombre y le da la espalda, se sujeta de sus piernas para mantener el equilibrio. En esta postura se pueden estimular zonas del cuerpo normalmente olvidadas como la espalda y la nuca y ella puede moverse según desee mayor o menor intensidad.

5. El amante tierno

Ella se tumba boca arriba con las piernas flexionadas y él se coloca en medio y eleva la cadera de la mujer para penetrar. Esta postura permite una buena estimulación del punto G con el glande del pene y además es una posición muy tierna.

6. La tumbona

Acostada en la cama y apoyando la pelvis sobre unos cojines, la mujer coloca las piernas sobre los hombros de su pareja que se sitúa enfrente con las piernas flexionadas y abiertas. En esta postura el hombre no tiene mucha libertad de movimientos pero sí que puede acariciar el clítoris de su pareja a la vez que la penetra.

7. Las viñas enlazadas

>En esta postura ambos se sitúan tumbados de lado y mirándose. Según la mujer sube o baja la pierna rodeando a su compañero la penetración es más o menos profunda, para penes muy grandes ella debe colocar las piernas prácticamente estiradas pero puede jugar con la intensidad solamente variando este gesto.

8. El compás

Ella sentada con las piernas estiradas y él sobre ella también estirando las piernas. Al estar él arriba parte del pene no puede penetrar lo que impide las molestias de la penetración profunda, además el clítoris de ella se encuentra intensamente estimulado.

9. La danza de los alegres favores

La mujer se arrodilla en la cama con las piernas flexionadas y el cuerpo estirado hacia delante, se apoya en sus antebrazos. El hombre penetra desde atrás y el trasero de su pareja actúa como tope para no penetrar totalmente. Puede acariciar el clítoris de su compañera o dejar que lo haga ella misma para una estimulación más intensa.

10. El nudo corredizo

Esta es una postura especial por ser un poco más compleja. Ambos se sitúan frente a frente en posición de “buda” y después sujetan los tobillos del compañero/a. La penetración toma un ángulo inusual con esta posición pero se puede alcanzar fácilmente el punto G y además acariciar el clítoris.

ar.mujer.yahoo.com

¿Que opinas sobre esto?